¿Cómo construir un garaje prefabricado?

Construir un garaje prefabricado

Cada vez más usuarios deciden montar su propio garaje prefabricado en casa

Por lo general, la mayoría de las personas utiliza algún medio de transporte para desplazarse de un lugar a otro. Todo depende de las circunstancias y las características concretas de cada usuario (lugar de residencia, lugar de trabajo, etcétera), pero lo cierto es que de un modo u otro siempre se utiliza algún medio de transporte para llegar al destino final.

El medio de transporte más generalizado es el automóvil, pero a pesar de ello muchas personas también deciden desplazarse a través de otros medios individuales como las motocicletas, las bicicletas o los patinetes eléctricos; o mediante transportes públicos como el autobús, el tranvía o el metro. Sin embargo, el uso del automóvil es mucho mayor si lo comparamos con el resto de medios de transporte.

Y es que el automóvil ofrece una serie de beneficios únicos que permiten al usuario desplazarse hasta cualquier punto de la ciudad, o incluso abandonarla para visitar otro lugar, con la total comodidad y tranquilidad de manejar los tiempos en todo momento.

El único inconveniente de desplazarse en automóvil es que hay que aparcarlo, pero en la actualidad esto ya no es un problema para los usuarios. La mayoría de las personas que cuenta con un vehículo de cuatro ruedas dispone de algún tipo de garaje, en el cual guardan el medio de transporte para que esté seguro.

Muchas viviendas incorporan garajes en la parte inferior del edificio, sin embargo muchos usuarios se ven obligados a tener que alquilar o comprar una plaza de garaje alejada del hogar. Una situación compleja, que se puede evitar siempre y cuando cerca de la vivienda exista algún terreno o espacio en el que se pueda montar un garaje personal.

Garaje prefabricado en casa

Porque la opción de montar un garaje prefabricado está cada vez más de moda entre los usuarios, tanto para guardar el automóvil como para crear diferentes módulos en los que guardar y almacenar todo tipo de objetos. Para ello, tan solo es necesario contar con un espacio lo suficientemente grande como para guardar el coche.

Una vez se tenga claro el espacio, el usuario solo tiene que analizar a través de Internet cuáles son las mejores opciones a la hora de crear un garaje prefabricado.  Para ello, es muy recomendable echar un vistazo al amplio catálogo disponible en la página web de la marca Gardiun, donde se pueden encontrar diferentes opciones que van desde los garajes de madera hasta los garajes metálicos.

Garajes prefabricados mucho más económicos que los garajes tradicionales, que pueden estar listos para guardar el automóvil en casa en menos de una semana (siempre en función de los materiales y del tiempo de trabajo dedicado).

¿Qué materiales se utilizan para construir un garaje prefabricado?

Como ya se ha comentado anteriormente, en el mercado los usuarios se pueden encontrar diferentes tipos de garajes prefabricados entre los que destacan los garajes metálicos y los garajes de madera.

Los primeros suelen tener mayor coste que los segundos, ya que el acero es un tipo de material más costoso que la madera; sin embargo el acero es un material sólido, resistente y moldeable que permite desarrollar un montaje mucho más complejo. Además, este material apenas necesita mantenimiento y se le pueden incorporar diversos sistemas de ventilación o fontanería fácilmente.

Por su parte, la madera es un tipo de material que destaca por el factor económico (mucho más barato que el acero) y por la facilidad de montaje que ofrece a los usuarios. De este modo, será mucho más fácil montar un garaje prefabricado de madera que un garaje prefabricado de metal.

Para los más valientes, siempre está la opción de fabricar un garaje de hormigón. Es decir, si se cuenta con el espacio necesario en la vivienda y no hay prisas a la hora de construir el garaje, el hormigón puede ser un material perfecto para construir un garaje profesional y sólido.

Una vez se tenga claro el material con el que se va a construir el garaje, llega el momento de prestar atención a otros factores fundamentales como la ubicación (lo recomendable es utilizar un terreno grande y llano), los permisos (dependiendo del tipo de material utilizado habrá que solicitar ciertos permisos), la seguridad (contar con el equipamiento adecuado) o la cimentación del suelo (se recomienda contratar a un especialista o alquilar una cimentadora).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.