Cómo se protege el equipo eléctrico de las variaciones de voltaje

Equipo eléctrico

Las variaciones de voltaje son sumamente comunes, incluso si no son notorias son responsable del 85% de daño que sufren los aparatos eléctricos domésticos o industriales. Esto se debe a la baja calidad de los servicios eléctricos y hay variaciones tanto planeadas como accidentales. 

En realidad lo que muchas veces causa problemas no es el voltaje en sí, sino el amperaje, es decir, la intensidad con la que está dirigido el voltaje. Dicha intensidad aumenta por ejemplo, cuando se retoma el servicio eléctrico luego de su suspensión temporal por alguna situación, pudiendo provocar posibles daños a los electrodomésticos, haciendo recomendable desenchufarlos al irse la luz. Para proteger los electrodomésticos lo mejor es contar con buenos componentes en los protectores de circuitos, los cuales se pueden encontrar en sitios online como Dachs.

Las variaciones de voltaje planeadas se deben a las demandas excesivas que sufre el servicio en ciertas horas y en dichos momentos el servicio eléctrico disminuye o aumenta el voltaje para suplir la demanda, no suelen durar mucho y suelen oscilar entre 195v y 253v y los electrodomésticos pueden sobrellevarlo. Por otro lado, los accidentales se dan por cualquier motivo, fallas, cortocircuitos, incluso eventos naturales como la caída de un rayo y estos son sumamente perjudiciales porque no tienen ningún tipo de control.

Tipos de variaciones de voltaje

Los aparatos electrónicos están diseñados para trabajar con un voltaje específico y las variaciones no permiten su funcionamiento normal por lo que suele ocasionar daños. Se pueden presentar dos escenarios ante una variación de voltaje, la subida o la bajada del mismo y cada uno tiene sus implicaciones.

Bajada de voltaje

Las bajadas de voltaje provocan que los electrodomésticos trabajen con menos voltaje del que están diseñados para trabajar, lo que puede llevar a un funcionamiento anormal del aparato y disminución de su rendimiento. No obstante las bajadas de voltaje no son sucesos que se prolonguen en el tiempo a menos que se tenga un problema específico. 

Subida de voltaje

Las subidas de voltaje son especialmente peligrosas y las que provocan las mayores averías. La misma presenta un valor de tensión mayor a la que el aparato está diseñado para funcionar, esto produce un desgaste en los elementos que lo componen dañando el aparato. La subida puede ser tal que inutilice el electrodoméstico en una sola subida, por lo que el daño es mucho mayor que en las bajadas.

Varistores y fusibles

Los electrodomésticos tienen sistemas internos en sus circuitos para lidiar con las variaciones de voltaje. Esto se debe a pesar de lo común de estas variaciones, muchos circuitos delicados pueden verse seriamente afectados con subidas de voltaje aún si estas no son tan grandes, por lo que se incorporan estos sistemas de protección entre los que destacan los varistores y los fusibles.

Un varistor es un componente utilizado en circuitos capaz de modificar su resistencia eléctrica en relación a la tensión recibida, siendo una resistencia con un valor óhmico alto.  El mismo es un pequeño aparato que posee dos electrodos conectados a una masa encapsulada cuyos elementos varían dependiendo el tipo de varistor, siendo el más utilizado el de óxido metálico.

Fusibles

El varistor funciona en condiciones normales prácticamente como un aislante al tener una alta resistencia. Sin embargo, estos poseen una tensión nominal que al ser rebasada provocan que su resistencia disminuya hasta ser casi nula, actuando prácticamente como un conductor. Se debe entender que la resistencia del varistor no va bajando según sube la tensión, su resistencia se mantiene siempre igual, la variación la va a sufrir es únicamente al superar el umbral preestablecido, haciendo la misma casi nula. Esto protege los circuitos ya que la corriente pasaría únicamente por el varistor y sería derivada a través del mismo.

Los fusibles son componentes con un bajo punto de fusión, se constituyen con un soporte  un filamento que se funde al recibir grandes tensiones. Se colocan en la entrada del circuito, la corriente circula a través del fusible, el fusible al recibir más tensión de la que puede soportar se corta y queda el circuito desconectado evitando posibles daños.

Estos componentes electronicos hay de muchas marcas y tipos pero lo mejor es optar por proveedores reconocidos como te connectivity, pues de la calidad de los mismos va a depender su duración que en condiciones generales no toleran muchos picos de tensión.

Protectores de sobretensión

A pesar de que los electrodomésticos cuentan con sus mecanismos internos para proteger sus circuitos, se deben recurrir a otros métodos para aumentar la eficacia de estos y prevenir su desgaste prematuro. Es allí donde aparecen los protectores o supresores de tensión, los cuales actúan desviando el voltaje a tierra cuando hay picos de tensión.

Los protectores son aparatos que se conectan a las tomas de corriente, por lo que no son estandarizados, se puede revisar un catálogo de conectores para determinar el tipo de conector que se posee y así elegir el protector propicio. Sin embargo, las diferencias entre protectores no se limitan a los conectores. Según la exposición a las descargas, de mayor o menor intensidad serán los tipos de protectores categorizados por soportes de onda de energía.

Lo más recomendable es dependiendo del aparato eléctrico y las instalaciones consultar el tipo de protectores adecuados. Habiendo previamente realizado una revisión a los electrodomésticos si se han sufrido fuertes picos de tensión, para verificar el adecuado funcionamiento de todas sus partes y que no haya fusibles quemados o desgaste del varistor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.