Cómo funciona una reunificación de deudas

Reunificar deudas

La reunificación de deudas es un mecanismo financiero que permite unificar en un solo préstamo todas las deudas pendientes acumuladas en diferentes préstamos asumidos con varias entidades financieras, y que debido a sus intereses elevados pueden llegar a afectar a la economía familiar, conduciendo a una posible situación de impago.

Esta es una de las opciones más comunes cuando se afrontan dificultades para hacer frente a las deudas. No obstante, si estás pensando en reunificar tus deudas, tendrás que dedicar tiempo a conocer profundamente el funcionamiento de este producto financiero, las condiciones exigidas, sus ventajas, desventajas y evaluar las alternativas disponibles para elegir la más conveniente.

Con empresas especializadas como Lendo, tienes la oportunidad de conocer y comparar las diferentes opciones de préstamos para reunificar deudas, revisando las condiciones ofrecidas por cada financiera para elegir la propuesta ideal para cada usuario. Toda esta información es ofrecida al usuario de manera gratuita, transparente y fiable.

¿Qué es y cómo funciona la reunificación de deudas?

Tal como comentamos en líneas anteriores, las reunificación de deudas es una operación financiera que busca consolidar todas las deudas pendientes en un solo préstamo a largo plazo, con la finalidad de reducir el la cuantía a la que asciende en conjunto las diferentes cuotas mensuales de los préstamos pendientes.

Para esta reunificación, la institución financiera lo que hará es agrupar todas las deudas en un préstamo con garantía hipotecaria, tomando una vivienda como aval, de modo que la entidad financiera tenga garantía en caso de un posible impago. De este modo, el deudor pasaría a tener una sola deuda, con un tipo de interés más bajo.

Solo pueden acceder a esta opción aquellas personas con un buen historial crediticio y de pago, con capacidad de asumir sus compromisos mensuales. La idea general es poder acceder a cuotas mensuales e intereses más bajos que los ofrecidos por los créditos de consumo, tarjetas de crédito y productos financieros similares.

Beneficios de la reunificación de deudas

La reunificación de deudas ofrece una serie de beneficios interesantes, entre los que podemos destacar:

  • Posibilidad de renegociar los términos y condiciones de los diferentes préstamos o créditos de consumo adquiridos, las cuotas, intereses y el tipo de interés.
  • Consciencia sobre la situación financiera real que estamos atravesando, manteniendo una sola deuda.
  • Una única cuota con un solo tipo de interés y una sola entidad financiera con la cual negociar, lo cual hace más sencillo procesar los pagos.
  • Mayor liquidez mensual a fin de mes, ya que se trata de un préstamo a largo plazo.

En cuanto a los inconvenientes, encontramos la necesidad de contar con un aval hipotecario. Además, se deben asumir diferentes gastos asociados al proceso de reunificación, como por ejemplo: pago de comisiones por cancelación adelantada de deudas, gastos notariales e impuestos y una posible comisión de apertura del nuevo préstamo contratado.

Como podemos observar, es preciso tener en claro las condiciones del producto financiero, evaluar las mismas y cumplir con cada una de los requisitos establecidos antes de realizar la operación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.