¿Cómo funciona una pizarra digital?

Cómo funciona una pizarra digital

La tecnología y su aplicación evoluciona año tras año a una velocidad increíble. Esto sucede en todos los campos, incluso en el de la enseñanza, donde las pizarras tradicionales están dejando paso a las digitales. Con una variedad increíble de tamaños y modelos, los alumnos descubren a través de ellas, nuevas formas de aprender con la creatividad y la diversión como telón de fondo. No obstante, ¿qué tipos existen? ¿Qué pueden llegar a hacer? ¿Cómo funcionan?

¿Qué es y cómo funciona una pizarra digital?

Los que sean un poco más mayores y piensen en una pizarra. seguramente les venga a la mente ese rectángulo en tono verdoso que hay en la mayoría de los colegios, pero gracias a los avances en la tecnología y su aplicación en los dispositivos de enseñanza, hoy en día la mejor opción es la pizarra digital

La misma es simplemente la tradicional pizarra de toda la vida, actualizada con aplicaciones mediante software y hardware. La pizarra digital está en la mayoría de las ocasiones integrada por un proyector que permite mostrar todo el contenido, como temas o actividades de cualquier asignatura, en un espacio lo suficientemente grande como para que lo pueda ver toda una clase. Dentro de las pizarras digitales, debemos diferenciar dos amplios grupos: las pizarras digitales convencionales y las pizarras digitales interactivas. 

En la primera, para manipular el contenido que es mostrado por el proyector, es necesario contar con los elementos de un ordenador, como pueden ser el ratón o el teclado, o incluso para una gestión más dinámica, el empleo de una tableta gráfica. En las pizarras digitales convencionales es conveniente que estos elementos del ordenador sean inalámbricos, para ofrecer al profesor la versatilidad de poder controlar el contenido desde cualquier punto del aula. 

En cambio, las pizarras digitales interactivas tienen como aspecto adicional un dispositivo integrado como control en forma de puntero con el que los profesores pueden interactuar directamente sobre la pantalla de proyección. Esta manipulación puede funcionar a través de un dispositivo tipo puntero lápiz o con las propias manos del alumno y del profesor, si éstas son táctiles, además de interactivas.

En la mayoría de los casos, se recomienda que la superficie tanto de la pizarra digital como de la pizarra digital interactiva sea de color blanco, en primer lugar para distinguir mejor los elementos que se van a mostrar dentro del marco, y en segundo lugar, como razón para un mejor funcionamiento del dispositivo.

¿Qué ventajas y características se dan en las pizarras digitales?

Ahora que ya hemos entendido qué son y cómo funcionan, podemos pasar a enumerar tanto los criterios de elección de una, como las ventajas que aporta su uso. No obstante, en el siguiente enlace encontraremos información más ampliada: http://www.cordobahoy.es/articulo/comunicados/ventajas-usar-pizarra-trabajar-organizar-trabajo-ideas/20200922171240084398.html

Criterios de elección:

  • El formato: dependiendo del empleo y de la capacidad de las aulas, las pizarras digitales pueden ser fijas o móviles. Es normal que en la transición hacia la digitalización de los colegios, no todas las aulas estén acondicionadas para tener pizarras digitales fijas, con lo que las móviles ofrecen una versatilidad relevante como transición, o simplemente, como recurso para todas aquellas aulas que se queden sin acondicionamiento para la tecnología.
  • Precio y tamaño: Suelen ir de la mano, pues cuanto más grande sea el desembolso, será mayor. Se debe elegir la pizarra dependiendo de las necesidades y del presupuesto existente.

Ventajas de uso:

  • Sencillez en el uso: con las pizarras digitales se termina la incomodidad de borrar y mancharse de tiza. Con un trapo algo mojado se puede limpiar fácilmente. También destacan por su sencilla instalación y montaje.

Sencillez en el aprendizaje: esto se debe a la claridad de conceptos que aporta,  lo que permite ahorrar mucho tiempo gracias a una disposición parecida al mapa mental que todas las personas organizan en su cabeza. Cualquier teoría, ejercicio o información es mucho más fácil de asimilar si se aborda desde una conceptualización esquemática sencilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.