¿Cómo elegir un buen abogado de familia?

elegir buen abogado de familia

El Derecho de familia involucra, tal vez, las solicitudes y problemáticas más íntimas y difíciles por parte de los clientes de un abogado. Por esa razón, al escoger a un profesional que brinde acompañamiento, asesoría y defensa exitosa ante un posible juicio, dicha elección debe estar basada en buenas cualidades y experiencia.

Actualmente no puedes prescindir de excelentes abogados Derecho de familia. Las situaciones donde tienen ámbito sus tareas cotidianas, como separaciones, divorcios, custodias, herencias, entre otras, están íntimamente ligadas a la vida familiar y personal, influyendo positivamente cuando la elección ha sido correcta, pero teniendo lamentables consecuencias cuando la contratación de un bufete de abogados se ha llevado a cabo sin mayor análisis.

Un abogado de familia especializado

El derecho y las leyes son lo suficientemente amplias como para perderse en ellas. Un abogado, sin importar su trayectoria o capacidades, siempre escogerá una especialización en determinadas ramas.

Por eso, cuando precises de los servicios de un abogado de familia, la primera forma de encontrar a un abogado que pueda ayudarte convenientemente, es precisamente, buscando a un abogado de familia. Es decir, a un abogado que tenga especialización en el área en el que necesitas asesoría.

Y más allá de la especialización, que es importante, el abogado debe tener experiencia en casos similares, de tal manera que su preparación, su dominio de situaciones complicadas del mismo ámbito legal, y su historial de casos resueltos exitosamente, puedan darte el primer respaldo necesario para saber que, efectivamente, estás tomando una buena decisión. En Madrid, por ejemplo, el bufete de abogados Gil Lozano, que encontrarás en https://www.abogadosfamiliamadridgl.es/, resulta ser un excelente ejemplo de abogados especializados en Derecho de familia y con un historial de casos exitosos bastante importante.

abogado de familia especializado

Un abogado de familia debe ser muy cercano

Más allá de las habilidades y experiencias profesionales, que ya conocerás lo importante que pueden ser al momento de una defensa exitosa, un abogado de familia debe tener cualidades personales innatas, siendo la cercanía y la empatía dos de las más importantes.

Un abogado de familia debe hacer suyos tus problemas. Sin involucrarse sentimentalmente, debe -desde la objetividad y la experiencia que le diferencian- ofrecerte un ambiente de confianza, asesoría, compañía, cercanía y una habilidad poderosa de “ponerse en tus zapatos” para valorar tu situación, muy por encima de toda cualidad profesional adicional.

Los casos en los que se suele requerir de un abogado de familia son duros, desde el punto de vista personal, familiar, sentimental y hasta financiero. Hay situaciones que no volverán a ser iguales, consecuencias inevitables y mucha presión. El abogado debe tener la disponibilidad, la cercanía, inspirar la confianza y contar con las herramientas profesionales para permitirte:

  • Hablar abiertamente del problema, los recursos con los que cuentas, las consecuencias que quieres evitar, y hasta de tu vida, en el terreno más íntimo y privado.
  • Tener tranquilidad y serenidad en todo momento, haciéndote sentir que estás en buenas manos, que esa persona defenderá tus intereses dedicando tiempo y conocimiento en el mayor grado posible.
  • Sinceridad, ya que algunos casos podrían alargarse en el tiempo o no salir conforme a lo que se espera, siendo una cualidad que sólo los mejores y más experimentados abogados pueden permitirse tener.

Elegir un buen abogado partirá siempre de una pregunta

¿Cuáles son las consecuencias de contar con un abogado de familia que sea inadecuado? Es decir, que no tenga suficiente experiencia, que no sea especialista en Derecho de familia, que lo hayas encontrado buscando únicamente al que sea más económico. ¿Cuáles serían esas consecuencias?

La respuesta ante esa pregunta abre una posibilidad concreta de búsqueda, ya que seguramente, serán más costosas las consecuencias que la contratación misma del mejor abogado posible, justificación suficiente para que en el proceso de búsqueda, descartes aquellos que sólo tienen como atractivo los honorarios bajos, la motivación inicial o asegurarte resultados sin valorar profundamente tu caso.

Deberías, por el contrario, buscar siempre a un abogado especialista, cercano, de calidad, y a ser posible, que tenga disponibilidad completa para defender tu caso, porque el Derecho de familia es un ámbito legal donde cada detalle, en cualquier momento, podría inclinar la balanza de la justicia a tu favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.