¿Cómo almacenar el vino correctamente?

Almacenar el vino correctamente

En el caso de querer montar una pequeña bodega en casa, es imprescindible tener en cuenta una serie de factores clave, con el fin de que el vino almacenado conserve todo su sabor, aroma y propiedades, independientemente del tipo que sea.

Dentro de las muchas bebidas que las personas consumen de manera diaria, hay que decir que el vino es una de las más apreciadas por los usuarios. Los hay de muchos tipos, sabores y aromas, con texturas únicas que combinan a la perfección con cualquier plato que se ponga en la mesa o incluso para tomarse un respiro disfrutando del mejor vino de la región. Por supuesto, para que la experiencia sea plena, es esencial que el vino haya contado con las mejores técnicas de conservación, para garantizar que se está tomando un producto de calidad.

Aunque son muchos los factores que hay que tener en cuenta para el almacenaje y la conservación de las botellas, es importante elegir bien las neveras de vinos, puesto que son los electrodomésticos que van a adoptar un papel protagonista a la hora de llevar a cabo esta práctica.

Al igual que ocurre con otros equipos, las neveras deben cumplir una serie de requisitos, tales como tener modulada la temperatura, un tamaño que se adapte al espacio habilitado para ello o diferentes estantes para añadir numerosas botellas, entre otras cosas.

Además de esto, por supuesto, habrá que fijarse bien en otros aspectos esenciales, con el objetivo de que el vino se conserve en las mejores condiciones y siempre esté listo para ser probado.

La humedad

Si se quiere conservar adecuadamente el vino, este no se puede almacenar en un lugar que esté demasiado seco, ya que la humedad juega un papel muy importante en su sabor y aroma. En este sentido, el espacio debe ser algo húmedo, aunque también es fundamental que no tenga olores fuertes alrededor, ni ruidos.

Estático

Cuanto menos se mueva la botella de vino, mucho mejor, ya que cualquier movimiento brusco o exagerado, puede hacer que la bebida pierda todas sus propiedades. De ahí que se recomiende siempre poner las botellas en sentido horizontal, para conseguir que el vino sea lo más añejo posible.

La luz

Por mucho que guste enseñar las botellas de vino que se tienen, no es precisamente lo más idóneo exponerlas demasiado a la luz. Por ello, los expertos aconsejan que siempre se guarden en un lugar oscuro, siendo este además, un buen truco para conservar su valor, sobre todo si se trata de vinos blancos.

Temperaturas 

Además de todo lo mencionado, uno de los factores más importantes para la buena conservación del vino es la temperatura. De hecho, esta debe ser constante, siempre oscilando entre los 5 y los 18 grados. No obstante, según los especialistas, lo ideal es que el vino se mantenga entre los 10 y los 12 grados de temperatura.

Aspectos a tener en cuenta para elegir una buena nevera de vinos 

Todos los factores que se han mencionado anteriormente están estrechamente relacionados con las neveras para vinos, teniendo en cuenta que estas son elementos imprescindibles a la hora de conservar correctamente un buen vino. 

En cualquier caso, si quieres tener una nevera de estas en casa, es esencial fijarse en algunos aspectos clave, para asegurarte de que estás haciendo la mejor elección. De esta forma, una de las primeras cosas a tener en cuenta, es el uso que le vas a dar a la nevera, es decir, el tipo de vino que generalmente se va a conservar, ya que dependiendo de esto, habrá que escoger un modelo u otro. 

También es importante la capacidad de la nevera elegida, ya que hay modelos muy variables, en los que se pueden almacenar desde 6 a 20 botellas. Todo va a depender de la colección de vinos y del tamaño de las propias botellas.

Y por supuesto, otro detalle a tener en cuenta es el consumo de la nevera, sabiendo que lo ideal es escoger un modelo eficiente que tenga la etiqueta A +++.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.