Césped artificial, la mejor solución para zonas al aire libre

Césped artificial

Cuando se dispone de un espacio al aire libre se desea siempre poderlo disfrutar al máximo y que estéticamente esté impecable. Para ello, lo ideal es instalar césped artificial, ya que es un material muy resistente, que no necesita prácticamente mantenimiento y que ofrece un aspecto siempre cuidado y muy natural y fresco.

La primavera ya ha llegado y comienza la época de disfrutar al exterior del buen tiempo y las buenas temperaturas. Quienes disponen de una terraza, patio o jardín tienen el privilegio de contar con un espacio adaptable versátil y donde se pueden pasar muy buenos momentos. En ese sentido, es interesante contar con un buen suelo de césped artificial que pondrá una nota de color y frescor increíbles en cualquier parte.

En la zona de Málaga se están instalando cada vez más este tipo de césped tanto en jardines como en zonas de piscinas, en terrazas y balcones, en parques infantiles, en áreas públicas, así como en zonas deportivas. Cada uno de ellos ofrece unas características específicas para el lugar en el que irán colocados, para que el resultado final sea el más adecuado a las necesidades de cada cliente. Además, instalar césped artificial en Málaga es una idea excelente, ya que ofrece múltiples ventajas con respecto al césped tradicional. Igualmente, es necesario tener en cuenta que hay lugares en los que optar por césped natural no es posible (como es el caso de terrazas o patios). 

Ventajas del césped artificial frente al natural 

El césped artificial es un producto que no requiere de mantenimiento, por lo que su colocación evitará muchos quebraderos de cabeza y muchos gastos. El césped artificial se limpia barriéndolo y de vez en cuando regándolo, nada más. Se evitan gastos ingentes de agua para su riego, tener que adquirir máquinas cortadoras de césped, perder tiempo en su regado y corte, y se evitan las temidas calvas que pueden producirse en el césped natural. Asimismo, se evitan las plagas y enfermedades que pueden producirse en el césped natural.

Este producto es muy resistente tanto al viento, como al agua y a la radiación solar, por lo que su tacto siempre se mantendrá suave y su aspecto siempre será cuidado y natural. Esto implica que es un producto del que se podrá disfrutar durante muchos años y, además, es confortable y no resbala. 

Existen diferentes variedades y modelos, todos ellos ecológicos y reciclables, y suelen ser muy aceptados por los dueños de mascotas, ya que gracias a su durabilidad los animales domésticos no lo estropean. 

Para aquellos que estén ya pensando en disfrutar de un espacio al aire libre ahora que llega el buen tiempo, lo ideal es comprar césped artificial y en nada de tiempo poder tenerlo a su disposición, con la facilidad de una instalación profesional que dará unos resultados sorprendentes. 

Los diferentes tipos de césped artificial que hay están fabricados para adaptarse a diferentes necesidades, pero en términos generales se trata de césped artificial que ofrece una cobertura del 100% que son suaves al tacto y a la pisada y que ofrecen una recuperación de la pisada entre el 90% y el 100%

Obviamente, los precios variarán en función de los modelos y la calidad del césped elegido, pero sobre todo de la cantidad de metros que se tengan que cubrir. 

Dentro de estos productos, también se encuentran el césped artificial para eventos (de fácil colocación y desmantelamiento), el césped artificial para interiorismo, (utilizado para decorar el suelo de algunas estancias e incluso paredes), así como el césped específico para mascotas, especialmente fabricados para ser muy higiénicos y que su limpieza sea muy fácil de realizar. 

Finalmente, destacar también el césped artificial de colores, pensado para parques y zonas recreativas y fabricado pensando en su uso intensivo por niños. Lo hay en diferentes tonalidades, como verde, rojo, azul, blanco, naranja y negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.