Ahorrar costes con la regeneración de filtros de partículas en tu coche

Regeneración de filtros de partículas del coche

El filtro de partículas de un coche, conocido como FAP (Filtro Antipartículas), o DPF (Diesel Particulate Filter), es un dispositivo que se encarga de hacer que nuestro vehículo automotor contamine lo menos posible, reduciendo la emisión de gases. Desde la normativa EURO 5, todos los fabricantes deben dotar a sus coches de un filtro antipartículas.

No obstante, ocurre un problema importante, y es que el filtro tiene un tiempo de caducidad. Su vida útil se encuentra relacionada con diversos factores, siendo necesario que la pieza sea sustituida o, en su defecto, optar por la regeneración de filtros de partículas para no contaminar y ahorrar un poco el coste que tendría la sustitución.

La regeneración y limpieza de filtros es un procedimiento bastante popular entre los propietarios de coche, pues resulta mucho más económico que realizar el cambio de la pieza. De hecho, existen talleres mecánicos especializados como Talleres Yepes S.L., un taller en Madrid y Toledo especializado en la regeneración de filtros de partículas, así como una amplia gama de servicios que garantizan el buen funcionamiento de un vehículo.

Importancia de mantenimiento de los filtros de partículas

Este filtro conectado al tubo de escape funciona reteniendo las partículas de diesel que son expulsadas por el motor y que son responsables de la contaminación del aire en nuestras ciudades modernas. Hacer el mantenimiento adecuado a este filtro puede garantizar un ahorro en costes imprevistos, derivados de alguna avería de todo el mecanismo de expulsión.

La mayoría de las veces, cuando se enciende el piloto de avería del motor, la causa más probable de la falla será el filtro de partículas, pues los coches modernos reconocen la importancia de este elemento y notifican al conductor su mal funcionamiento. Este sería el momento preciso para optar por el mantenimiento de la pieza instalada en el sistema de escape.

Por suerte, la mayor parte de los filtros pueden limpiarse y, con el mantenimiento apropiado, es posible llegar a extender su vida útil muchísimo tiempo. Por supuesto, la labor de mantenimiento debe realizarse a manos de profesionales cualificados para asegurar la calidad de los resultados y garantizar el íntegro funcionamiento del filtro.

Como consejos generales para el cuidado de tu filtro antipartículas puedes hacer lo siguiente:

  • Seguir el plan de mantenimiento aconsejado por el fabricante. Cada fabricante propone un plan de mantenimiento específico, siendo esta la forma adecuada de que el mismo pueda soportar el proceso de regeneración.
  • No cortes con la regeneración del filtro. Nunca debes apagar el motor mientras se está efectuando la regeneración del filtro. Esto puede comprobarse revisando los ruidos del motor.
  • Evita el mal uso de tu coche. Intenta realizar trayectos largos que ayuden al motor a conseguir la temperatura óptima de funcionamiento, permitiendo así la limpieza del filtro. El proceso de regeneración ocurre cuando se avanza de media durante unos 30 minutos, a unas 2.500 revoluciones. Sabemos que en los trayectos dentro de la ciudad es un poco complicado, pero es bueno conocer esta información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.