Mariano Rajoy, testigo en el juicio del “procés”

Mariano Rajoy expresidente del Gobierno declara en el juicio del proces

El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declarará como testigo en el juicio a los líderes separatistas el 26 de febrero. En un comunicado, el Tribunal Supremo informó que otros testigos comparecerán la próxima semana, entre ellos destacan el ex president de la Generalitat, Artur Mas, y la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

También Iñigo Urkullu, presidente del País Vasco, que actuó como mediador durante la crisis en octubre de 2017, comparecerá ante el tribunal la próxima semana.

El anuncio se produce durante los interrogatorios a los 12 acusados ​​en el juicio por rebelión y otros delitos bajo un intenso escrutinio nacional e internacional. Están siendo juzgados por impulsar un referéndum sobre la independencia de Cataluña en octubre de 2017, desafiando la Constitución, la justicia, y por una declaración de independencia efímera el 27 de octubre.

Estos hechos llevaron al Gobierno de Rajoy a aplicar el artículo 155 y disolver el Gover, el parlamento autonómico, y convocar elecciones inmediatas. En esos días, el entonces president de la Generalitat, Carles Puigdemont, huyó de España a Bélgica junto con otros políticos independentitas.

En España no se juzga a las personas en ausencia por delitos mayores. Como tal, el principal acusado en el juicio es Oriol Junqueras, el entonces vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC. Acusado de rebelión y mal uso de fondos públicos, Junqueras se enfrenta a una condena de hasta 25 años.

El martes, el ex portavoz del gobierno regional, Jordi Turull, tomó el estrado, defendiendo sus actos y los de sus colegas. “Es totalmente normal tratar de hacer lo que se prometió a los ciudadanos de Cataluña de manera pacífica y democrática”, dijo a los siete jueces del Supremo.

La candidatura a la independencia provocó la crisis política más profunda de España desde la transición. Los partidarios de la independencia y los abogados de los acusados ​​sostienen que están siendo juzgados por sus ideas y por disidencia política. Sin embargo, los fiscales insisten en que los líderes y activistas separatistas están siendo juzgados por sus acciones y no por lo que piensan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.