Vuelta de los empleados al control horario en la oficina

Control horario

Durante la emergencia sanitaria, una gran cantidad de trabajadores descubrió una nueva forma de trabajar lejos de la oficina. Con esto, las empresas consiguieron mantener el nivel de productividad, pero al regresar a la oficina, estas mismas organizaciones afrontan nuevos retos relacionados con el control-horario y la implementación de sistemas híbridos.

En la actualidad, el teletrabajo se convirtió en una realidad con la que deben convivir las organizaciones. Así, el uso del reloj de fichar ha tenido que mutar, evolucionando para adaptarse a las nuevas exigencias del entorno laboral de los empleados que hoy desempeñan sus labores unos días desde casa y otros desde la oficina.

Sin duda, una vuelta de los empleados al control horario que supone retos importantes para la directiva de las organizaciones y los encargados de gestionar el recurso humano. A medida que la situación sanitaria intenta regresar a la normalidad, los empleados retoman las oficinas y las herramientas de control de asistencia vuelven a cobrar importancia.

Conciliación entre el teletrabajo y las sillas de oficina

Una de las exigencias de los trabajadores es la posibilidad de conciliación. Habiendo descubierto que es perfectamente posible trabajar y ser igual o más productivos trabajando desde casa, son muchos los trabajadores que se niegan a regresar a la oficina a tiempo completo, abogando por la conciliación entre el teletrabajo y ocupar una silla en la oficina tradicional.

En general, lo que buscan es regresar a oficinas que estén adaptadas y preparadas para enfrentarse a las exigencias de los nuevos tiempos (incluso cuando finalice la pandemia), lo cual les permitiría realizar algunas tareas desde el hogar o cualquier otro lugar, sin que se vea afectado el nivel de productividad, el desempeño o la eficiencia.

¿Cómo lograrían las empresas fichas en simultáneo, tanto en el centro de trabajo como en teletrabajo?

La solución implementada por RRHH de diferentes empresas, ha sido apostar por programas especializados en control horario, cuyas herramientas han sido adaptadas al nuevo contexto laboral. Prácticamente el fichaje biométrico en el lugar de trabajo ha quedado en desuso, tanto legalmente como en la práctica.

Por esta razón, las empresas se han decidido por el uso de otros métodos, ejemplo de ello sería:

Fichaje digital

Se han creado soluciones digitales que ofrecen la posibilidad de registrar el tiempo de trabajo de los empleados por medio del uso de aplicaciones móviles y software de ordenador, los cuales funcionarían desde cualquier lugar.

Dispositivos biométricos

Estos funcionan a través de tarjetas ‘contactless’, controlando la presencia de las personas en determinado espacio, con terminales que incluso pueden instalarse en el hogar.

Dispositivos biométricos faciales

Otra de las tecnologías avanzadas incluidas en las nuevas herramientas de control horario son las aplicaciones de reconocimiento facial, un sistema que resulta sencillo de implementar y cuenta con gran aceptación por parte de los empleados.

Tal como puedes observar, las organizaciones tienen por delante interesantes retos a superar junto a los trabajadores, si es que desean seguir manteniendo satisfecho al talento humano que ya se ha adaptado a la nueva normalidad en la que se encuentra el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.