Proyectos de climatización con energías renovables

Climatización con renovables

Los sistemas de climatización suelen estar bajo la lupa de criterios ambientales. Por lo general, se le acusa de excesivo consumo energético y contaminación. No obstante, sucede que la climatización es necesaria. Bien sea para lograr ambientes agradables de trabajo o porque exige cierta actividad productiva. En ambos casos, lo mejor es llevar a cabo un proyecto integral al respecto.

La empresa Instalnova se ubica en Barcelona, en Cataluña y sus alrededores. Es una referencia, ya que suma 30 años de experiencia realizando proyectos de climatización, sobre todo a escala industrial. Antes de vender o instalar sistemas para climatizar, realizan un proyecto completo. De ese modo, logran un entendimiento integral del sitio donde se colocarán las tecnologías de control térmico y ambiental.

¿Por qué es tan importante el proyecto de climatización?

En primera instancia, garantiza la planificación necesaria en este tipo de trabajo. No obstante, lo más importante es que ayuda a entender mejor el espacio donde se colocará un sistema climatizado. A fin de cuentas, cada instalación industrial tiene sus características. También posee rasgos y necesidades peculiares que deben ser contempladas en la realización de un proyecto.

Uno de los grandes errores es repetir soluciones de climatización en distintos inmuebles. No se tienen en cuenta las características de cada uno de ellos. Tampoco, el nivel de gasto energético que cada ambiente puede implicar. Además, cada cliente tiene necesidades diferentes que requieren tecnologías particulares en cada caso.

¿Cómo se realiza un proyecto de climatización?

Hay varios pasos para llevar a cabo estos proyectos, que además deben tener un perfil ambientalista. En nuestra época, la cuestión ambiental se convierte en algo de gran importancia. Muchas veces, las normativas legales dotan de mucha jerarquía a este criterio. En tal sentido, una empresa como Instalnova lleva a cabo estos proyectos con pasos como los siguientes:

  • Inspección del sitio e inmueble donde se planea colocar los sistemas de climatización.
  • La revisión abarca, en primera instancia, medición y corroboración de los espacios donde se ubicarán las instalaciones de climatización: ductos, compresores, frigoríficos, sistemas de cableados, etc.
  • Se evalúa los tipos de energía con que cuenta el sitio, siendo una de las más importantes las instalaciones eléctricas.
  • Se considera la capacidad propia de las instalaciones para mantener un ambiente resguardado del exterior.
  • También, se tiene en cuenta las características del ambiente: si es una zona con mucho sol, si hay corrientes de aire, incluso aspectos como la presencia de vegetación cercana o la posibilidad de fuentes de agua. Todo esto sirve como materia prima para hacer un sistema de climatización sustentable.

Finalmente, es necesario considerar los requerimientos del cliente. También, el tipo de climatización que se requiere. Por ejemplo, no es igual climatizar una nave industrial para quien tenga una temperatura agradable para sus trabajadores, que tener que crear un sistema frigorífico complejo y de bajas temperaturas.

La importancia de sistemas de climatización bien planificados

Contar con instalaciones climatizadas permite un mejor desempeño de las industrias. No obstante, es importante que estos sistemas no tengan un alto consumo energético. De esa manera, aminorar los costes por servicios de energía. A su vez, se logra que sean considerados como focos contaminantes. Esto último es de gran importancia, ya que las normativa actuales penalizan a las industrias que no tienen cuidado con el ambiente.

Además, todo sistema de climatización requiere de mantenimiento. También, es necesario que se mantengan constantemente actualizados. Cada año aparecen soluciones más inteligentes, más efectivas en el manejo de la energía y con menor grado de contaminación. En tal sentido, se recomienda que este tipo de instalaciones se puedan modificar a lo largo del tiempo para que siempre sean sustentables.

Finalmente, en tiempos recientes se tienden a usar dos fuentes de energía renovables para los sistemas de climatización: la energía solar y la energía aerotérmica. Ambas pueden combinarse, logrando excelentes resultados. Además, son fuentes energéticas constantes y cuyo impacto ambiental es prácticamente nulo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.