Integraciones digitales, tendencia en crecimiento

Integraciones digitales tendencia en crecimiento

Tan solo un 35 % de las pymes y microempresas españolas cuentan con soluciones digitales que les permitan desafiar los retos del panorama laboral actual según el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad.

La integración de aplicaciones es ya hoy una realidad para ser eficiente tecnológicamente y es un sector con un crecimiento imparable y de alcances aún desconocidos, ya que va de la mano de la evolución digital.

Existen múltiples tipos de vinculaciones tecnológicas y una de las más valiosas son las referidas al ámbito de la comunicación, ya que permite a las compañías trabajar en su imagen de marca, dando respuesta a sus clientes de una forma más ágil, personalizada y de mejor calidad. A su vez, internamente podrá automatizar parte del trabajo y medir cualquier aspecto que le permita mejorar y crecer.

Las empresas se ven sacudidas por sus clientes y empleados

Por una parte, los clientes hoy día saben lo que quieren y la inmediatez con la que lo necesitan. Por otra parte, la percepción de los empleados también ha cambiado, y más allá de la gratificación económica, persigue un desarrollo profesional, así como una alineación con sus prioridades personales.

Esto ha creado en las empresas la necesidad de adaptar sus estrategias centrándose en la satisfacción tanto del cliente como del empleado, lo que implica innegablemente la adopción de soluciones que faciliten esta labor.  La integración es uno de los pilares fundamentales en esta transformación.

David contra Goliat, la realidad de las PYMES

A la hora de hacerse un hueco en el mercado, las pequeñas y medianas empresas, las microempresas y los autónomos han de competir con las grandes compañías que cuentan con recursos menos limitados.

No es una tarea sencilla. Sin embargo, la integración de las telecomunicaciones aporta una serie de soluciones al alcance de sus posibilidades que permiten a las pequeñas empresas competir cara a cara con los grandes y reducir el abismo existente.

Los aspectos fundamentales en los que ayuda la integración son:

  • Ejecución interna eficaz y rápida.
  • Simplificación de procesos logísticos.
  • Atención al cliente de calidad.
  • Gestión de clientes personalizada.

Para cubrir estas necesidades de las empresas, que quieren hacerse un hueco en un mercado competitivo y a veces hostil, encontramos soluciones efectivas gracias a la integración de aplicaciones.

Exactamente qué y cómo: Beneficios para las empresas

Cuando un cliente realiza una llamada a una empresa o la contacta a través de otro medio de comunicación disponible, se pone en marcha una maquinaria completa de conexiones con un alcance a veces inimaginable, gracias a la integración de una Centralita virtual con un CRM.

Atención al cliente

Con este tipo de herramientas, la voz o telefonía, redes sociales, correo electrónico y mensajería instantánea queda conectada, pudiendo acceder a la ficha del cliente de manera automática y dar un servicio rápido y personalizado.

A nivel interno, las empresas podrán conocer mejor a sus clientes, evaluar métricas, revisar su propia gestión o aumentar su competitividad y productividad con configuraciones a medida de los negocios.

Colaboración entre el talento

El trabajo colaborativo virtual ha pasado a formar parte de la realidad de muchas empresas españolas, bien para gestionar proveedores o para los propios empleados. Soluciones que antes estaban tan solo al alcance de los más grandes, ahora se han adaptado al mercado, siendo accesibles para cualquier tipo de empresa.

Es el caso de la integración entre una centralita virtual y Microsoft Teams, que nos hace trabajar deslocalizadamente y olvidarnos del teléfono convencional, ayudando así a optimizar costes de tarifas de compañías telefónicas convencionales.

Integraciones con la columna vertebral de una empresa

 Por último y ante la necesidad organizativa que tienen todas las empresas, la integración con un ERP facilita no solo labores de estocaje y logística, sino también todo el proceso de venta desde el primer contacto con el cliente, hasta el servicio de postventa, pasando por todos los procesos intermedios.

 Todas estas integraciones van a permitir, además, que se pueda trabajar desde cualquier lugar donde se cuente con un dispositivo conectado a Internet, con las mismas herramientas y la misma seguridad que si se hace desde la oficina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.