Cómo liderar a un equipo de trabajo

Como liderar un equipo de trabajo

Liderar equipos de trabajo es una de las tareas de mayor dificultad para cualquiera que se encuentre a cargo de gestionar el recurso humano de una empresa o determinado proyecto.

El liderazgo es una cualidad innata en algunas personas, pero en otras es una habilidad que debe desarrollarse en base a trabajo duro y crecimiento personal. Es necesario aprender a diferenciar entre líder y jefe, ya que se trata de términos que suelen confundirse con frecuencia pero que tienen implicaciones diferentes.

Un jefe es una autoridad impuesta, con el poder implícito para ejecutar órdenes sobre un grupo de subordinados, mientras que un líder tienen la capacidad de motivar, dirigir e impulsar a un equipo por una dirección determinada sin que sus ideas resulten una imposición. Por lo general, el liderazgo implica acción y las demás personas solo siguen los pasos que traza el líder.

Para liderar grupos de trabajo de manera efectiva, es necesario entender estas diferencias y tomar en consideración algunos otros asuntos fundamentales, a saber:

Crea un ambiente productivo 

Los líderes no pueden convertirse en figuras autoritarias y de temer. El respeto tiene poco o nada que ver con el miedo., así que debes crear una relación laboral fundamentada en la participación, libertad, colaboración, libre expresión de las ideas y toma de decisiones conjuntas si quieres que tu equipo de trabajo cumpla con las metas. Se trata de crear un ambiente de trabajo que impulse la productividad, para que todo funcione de manera adecuada para todos.

Liderar grupos de trabajo

Predica a través del ejemplo

Debes convertirte en un referente para todos los que te rodean. Las personas consideran arrogante al jefe que solo da órdenes pero carece de la capacidad para predicar con el ejemplo. Si quieres ser un líder eficaz, tendrás que cambiar este paradigma en tu grupo de trabajo. Si eres de las personas que toma las riendas de las actividades en lugar de delegarlo todo, seguramente encontrarás talentos que seguirán de cerca tus pasos y te serán fieles colaboradores.

Gestiona adecuadamente los conflictos

Una de las cosas que fácilmente enturbia el ambiente laboral son los conflictos laborales y estos pueden surgir por una gran variedad de situaciones, ya que en equipos de trabajo siempre existen choques de personalidad y egos que hay que saber manejar. El líder debe poseer la suficiente inteligencia emocional para lidiar con estas situaciones.

Apuesta por una comunicación abierta

La línea de comunicación entre el equipo y el líder siempre ha de estar abierta. Debes mostrarte deseoso de escuchar ideas y aportes que deriven en conseguir formas más efectivas de cumplir con las metas planteadas. Evita lo artificial y complicado, como los correos electrónicos y elige la comunicación directa y verbal siempre que sea posible, fomentando espacios de participación.

Fija metas

Las metas del equipo deben ser medibles cualitativa y cuantitativamente, nunca debemos olvidar cuáles son los objetivos por los cuales el equipo de trabajo se encuentra reunido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.