El impacto de la hibernación económica global por el COVID-19

Impacto económico

El COVID-19 va a tener un profundo impacto sobre la economía global. La pandemia del coronavirus ha colocado en hibernación a una gran parte de los sectores económicos de todo el planeta, con cifras e indicadores que hablan de una de las peores depresiones de la historia, con la capacidad de hundir el PIB mundial en un 3%.

La recuperación económica posterior al confinamiento social podría ser lenta y la incertidumbre sobre el desempeño de las naciones colocará fuertes tensiones sobre la población. Los meses que vienen serán complejos para todos los sectores de la sociedad, solo comparable con los escenarios ya vividos al final de la Segunda Guerra Mundial.

En un estudio llevado a cabo por Jorge Vendrell para World Economic Development Center, titulado “De la Pandemia Económica a la Criogenización Económica Global”, se analiza el efecto que tendrá la pandemia sobre la economía global y se propone la criogenización económica global, que consistiría en la creación de un puente financiero utilizando ciber-deuda.

Análisis del efecto cascada, capaz de producir el colapso económico

El efecto cascada se refiere a todas las consecuencias posibles derivadas de la caída del 80% de la actividad económica mundial, sostenida durante varios meses. Los efectos son visibles por los ciudadanos de forma inmediata, puesto que la mayoría de empleados y autónomos han visto sus ingresos desplomarse.

Colapso económico

Cuando la pandemia sea superada, el efecto de la caída del ingreso se sumará a la moratoria de los pagos, efecto estampida en el sector privado que verá su flujo de efectivo disminuido, un efecto arrastre que traslada consecuencias del sector privado al público y, finalmente, un efecto de bola de nieve que será el responsable de la caída de entre un 3% y un 5% en el PIB mundial.

¿Hay una solución? Criogenización Económica Global

La Criogenización Económica se basa en la emisión de ciber-deuda y ciber-dinero en igual cantidad, razón por la cual no existirá exceso de oferta monetaria y por tanto no genera inflación. Si comparamos la Deuda Publica con la Ciber-Deuda vemos que ambas son similares, salvo por 3 diferencias que en realidad son simples matices:

  • 1.      La ciber-deuda se emite al inicio o durante el ejercicio económico cuando se quiere gastar el dinero que no se tiene; en cambio la deuda pública se emite al final del ejercicio, cuando ya se ha gastado el dinero que no se tenía.
  • 2.      La ciber-deuda se destina a los ciudadanos y a los empresarios. la deuda pública se destina al gasto extra del estado.
  • 3.      La ciber-deuda la coloca el banco mundial y la amortiza y volatiliza el banco mundial, por lo que al ciudadano no le cuesta impuestos; por el contrario, la deuda pública se financia a través de impuestos, empobreciendo a ciudadanos y empresas para que luego lleguen los bancos centrales la compren y la volatilicen.

“Como algunos sabemos, la relajación cuantitativa no es más que poner en marcha la vulgar maquinita, lo que yo propongo es mucho más técnico, es transferir a través de la tecnología actual el dinero que precisaran los empresarios y ciudadanos para que no acabemos todos en la banca rota y con el fin del sistema.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.