El Gobierno movilizará hasta 200.000 millones de euros, casi un 20% del PIB, para afrontar el impacto económico y social del coronavirus

Gobierno Coronavirus

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido tras la reunión del Consejo de Ministros que ha aprobado la mayor movilización de recursos económicos de la democracia. Se destinarán a las familias más vulnerables, trabajadores, empresas, y a la investigación de una vacuna contra el COVID-19.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. Esta norma refuerza las iniciativas implementadas en el plan de medidas excepcionales acordadas el jueves pasado.

El jefe del Ejecutivo ha anunciado que el Gobierno movilizará hasta 200.000 millones de euros, cerca de un 20% del Producto Interior Bruto (PIB), para afrontar las consecuencias del coronavirus. 117.000 millones de euros serán íntegramente públicos y resto se complementará con la movilización de recursos privados.

Pedro Sánchez ha insistido en que es la mayor movilización de recursos económicos de la historia de la democracia: “Se trata de un esfuerzo enorme y decidido que responde a la magnitud del desafío social y económico al que nos enfrentamos y al compromiso del Gobierno de España con los ciudadanos. No vamos a escatimar ningún esfuerzo. No vamos a dejar a nadie atrás”. Las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno se centran en cuatro áreas prioritarias: familias, trabajadores, empresas e investigación.

Ayudas a las familias más vulnerables

El presidente ha avanzado que el Gobierno destinará 600 millones de euros a la financiación de prestaciones básicas de los servicios sociales de las comunidades autónomas y de los entes locales, con especial atención a la asistencia domiciliaria a personas mayores y dependientes.

Además, se ampliará la protección a los suministros de energía y de agua, y se garantizarán los servicios de telecomunicaciones.

Con el fin de garantizar el derecho a la vivienda, se establece una moratoria en el pago de las cuotas de las hipotecas para los deudores en situación de especial vulnerabilidad: “Ninguna persona en una situación económica difícil perderá su vivienda. En esta crisis, nadie será desahuciado de su casa”.

Protección del empleo

El conjunto de medidas destinado a reforzar la protección al empleo, según ha expuesto el presidente, contempla que los trabajadores asalariados puedan adaptar o reducir su jornada de trabajo para atender las necesidades de conciliación derivadas de esta crisis. Asimismo, se establece el teletrabajo como medida de flexibilidad, cuando las circunstancias lo permitan.

Los ajustes temporales de plantilla se gestionarán a través de los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTES), que beneficiarán a todos los trabajadores. “Los ERTES causados por la crisis del coronavirus serán considerados de fuerza mayor y, adicionalmente, los trabajadores tendrán derecho a la prestación contributiva por desempleo, aunque no cumplan el requisito de cotización previa exigido”, ha explicado Pedro Sánchez.

Además, se flexibiliza el acceso al cese de actividad para los autónomos, que será compatible con la exoneración de pagos a la Seguridad Social. Este colectivo tendrá facilidades para que pueda cobrar con rapidez una prestación en caso de dificultad económica.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que estas medidas priorizan la suspensión de los contratos y la reducción de las jornadas como opción frente al despido de los trabajadores y ha instado a los empresarios a que no despidan a sus empleados: “Queremos que se mantenga el empleo, que las empresas sepan que el Gobierno les ayudará a superar esta crisis temporal”.

Liquidez a las empresas

El presidente ha asegurado que “el Estado va a proporcionar al tejido empresarial toda la liquidez que necesita para mantenerse operativo” y no permitirá que “los problemas temporales de liquidez puedan convertirse en problemas de solvencia”.

Con este fin, el Gobierno ha aprobado la creación de una línea de avales y garantías públicas por un valor de hasta 100.000 millones de euros, lo que permitirá movilizar entre 150.000 y 200.000 millones en el sistema económico si también se incorpora el sector privado.

Asimismo, se han acordado avales adicionales de 2.000 millones de euros para empresas exportadoras, se facilitará la restructuración de créditos a explotaciones agrarias afectadas por la sequía y se acelerará la implantación de programas de apoyo a la digitalización. Las Administraciones Públicas ayudarán a sus empresas contratistas para mitigar las consecuencias del COVID-19 en los contratos del sector público. El Ejecutivo también ha reformado la normativa sobre inversiones exteriores para impedir que empresas de países de fuera de la Unión Europea puedan hacerse con el control de entidades españolas en sectores estratégicos, aprovechando la caída coyuntural del valor de sus acciones.

Recursos para desarrollar una vacuna

Pedro Sánchez ha subrayado el compromiso del Gobierno con el refuerzo de la investigación científica para desarrollar una vacuna para el COVID-29. El Gobierno dotará con 30 millones de euros al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y al Instituto de Salud Carlos III.

El presidente ha resaltado que el conjunto de iniciativas necesitan el apoyo suplementario de la sociedad civil. Para preservar nuestro tejido empresarial y nuestro empleo es indispensable que empresas grandes o pequeñas, autónomos o empleados asuman una idea: “Esta crisis es temporal y debe tratarse como temporal”.

Actualización de las medidas por el estado de alarma

El Consejo de Ministros ha modificado el Real Decreto de declaración del estado de alarma para atender las necesidades detectadas desde su aprobación, el pasado sábado.

Así, podrán abrir al público los establecimientos sanitarios y para la atención veterinaria, y se limita la actividad de las peluquerías a los servicios a domicilio. La restricción de circulación de las personas en las vías de uso público se amplía a espacios de uso público, como las playas, y se recalca que las actividades que sí estén permitidas fuera del domicilio o el lugar de trabajo deberán realizarse siempre de manera individual, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores y mayores, o exista otra causa debidamente justificada.

Respecto a estas actividades permitidas, será el ministro de Sanidad quien determine, con carácter general, si es necesario modificarlas, ampliarlas o restringirlas, aunque se faculta a las autoridades competentes a suspender la realización de alguna concreta si existe riesgo de contagio por las condiciones específicas en que se esté desarrollando.

Comparecencia en el Congreso

El presidente del Gobierno comparecerá mañana en el Congreso de los Diputados para dar cuenta del Real Decreto de declaración del estado de alarma, tal y como establece el artículo 116.2 de la Constitución.

Sánchez ha señalado que en el ánimo del Gobierno está que “la alarma dure lo menos posible” pero no ha descartado tener que solicitar su prolongación: “Reevaluaremos la situación, siempre avalados por criterios científicos y con el objetivo de preservar la salud de todos los ciudadanos”. Para la prórroga es necesaria la autorización de la Cámara Baja.

Pedro Sánchez ha hecho hincapié en el papel decisivo del Congreso también en la aprobación de los próximos presupuestos del Estado para los que, ha dicho, negociará con todas las fuerzas políticas. Deberán ser, ha adelantado, “de reconstrucción social y económica, y que impliquen haber vencido al virus y situarnos mirando al futuro y recuperando el vigor económico y social y la normalidad en nuestras vidas”.

Del mismo modo, el presidente ha apelado al compromiso de la Unión Europea para que dote de recursos económicos los planes fiscales que permitan paliar esta crisis, atender las urgencias sanitarias y, una vez llegado el momento de la recuperación, impulsarla con ayudas públicas.

Responsabilidad y organización social

El presidente ha trasmitido el pesar del Gobierno por las personas fallecidas por la pandemia, su afecto a familiares y amigos, y sus deseos de recuperación a quienes han dado positivo en las pruebas.

Pedro Sánchez ha insistido en que es necesario seguir atendiendo las recomendaciones sanitarias para frenar la curva, ahora ascendente, de contagios, controlarla y después hacerla descender. “Se avecinan días largos y duros por delante, los estamos viviendo ya, pero debemos mantener la calma y ahora, más que nunca, responsabilizarnos”, ha añadido.

En esta lucha contra el virus, el jefe del Ejecutivo ha ensalzado la labor en primera línea de los profesionales sanitarios, y ha señalado que, aunque habrá tiempo para sacar conclusiones de esta emergencia, “ya es una lección indiscutible que tenemos que reforzar nuestro Sistema Nacional de Salud y el Estado del bienestar”.

Pedro Sánchez también ha felicitado a la sociedad española por su “modélica conducta” y se ha sumado al aplauso que cada noche, desde balcones y ventanas, se dedica al personal sanitario, a toda la cadena humana que abastece tiendas y supermercados y garantiza la movilidad de personas y mercancías, al mundo de la cultura, medios de comunicación, telecomunicaciones, profesores u hostelería, y a todos los servidores públicos. Además, ha mostrado su orgullo por “una sociedad que se organiza no solo para combatir la adversidad sino para dar aliento”.

El presidente también ha agradecido su cooperación a las comunidades autónomas y, a las fuerzas políticas, empresarios, sindicatos y agentes sociales, su trabajo y propuestas, algunas de las cuales han sido recogidas en el Real Decreto-ley aprobado hoy. “Todos y todas somos conscientes de que nuestro esfuerzo debe estar, como mínimo, a la altura del sacrificio que están acometiendo los españoles”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.