El Bitcoin creció más del 200% durante el 2020 y actualmente supera los 24.500 euros

Bitcoins

Nuevamente, el Bitcoin ha demostrado que es uno de los activos más volátiles del mercado. Además, la novedosa moneda digital demostró durante todo el 2020 su gran capacidad de resistencia y fiabilidad, en comparación con el sistema financiero tradicional.

El 2020 ha sido uno de los periodos más importantes para el crecimiento económico del Bitcoin. A pesar de su relativa estabilidad durante los primeros tres trimestres del año, el periodo entre octubre y diciembre trajo consigo una importante tendencia alcista que superó los 25.000 euros.

Bitcoin inició el 2020 con un valor medio de 7.500 euros, encabezando el mercado mundial de las criptomonedas. Según los datos recopilados por la web Criptotario, se trata de un valor promedio que se mantuvo durante gran parte del año y que finalizó el 31 de diciembre con un crecimiento anual mayor al 250%.

Principales variables en el crecimiento del Bitcoin en el 2020

Bitcoin es una moneda digital que puede verse afectada e influenciada por un importante número de variables externas. Por supuesto, las características propias del ecosistema de las criptomonedas marca una indudable diferencia en comparación con el vulnerable y poco confiable sistema financiero mundial.

A continuación, se detallan algunas de las variables más importantes que influyeron en el creciente valor del Bitcoin en el 2020. Elementos que mantienen gran relevancia en el inicio del nuevo año y que han elevado el valor del Bitcoin a los aproximadamente, 26.000 euros.

Nuevo patrón oro

Durante mucho tiempo, la base de la economía estadounidense se fundamentó en el oro para respaldar el valor de su moneda. En la actualidad, una gran cantidad de países del mundo mantienen sus reservas internacionales en oro y toman en cuenta el valor internacional de este metal precioso para determinar la fortaleza de sus monedas.

Sin embargo, el llamado “patrón oro” ha desaparecido progresivamente, sustituyendo este valioso respaldo de la moneda por diversos mecanismos financieros, y dando como resultado una terrible inestabilidad económica que se evidencia con las periódicas crisis financieras.

Ante este tipo de problemas, los inversores han realizado una comparativa entre Bitcoin y Ethereum, viendo en la primera criptomoneda la capacidad de sustituir al oro, y convertirse en el principal respaldo de sus capitales. Durante el año 2020, aumentaron considerablemente las inversiones en Bitcoins gracias a su nuevo carácter de “oro digital”.

Reserva Federal de Estados Unidos

La Reserva Federal de Estados Unidos es el banco central más importante y con mayor influencia en todo el mundo. Sin embargo, sus permanentes medidas de rescates financieros a Wall Street y el desembolso de grandes masas de dinero son factores que han influido en el valor del Bitcoin.

A mediados del 2020, la Reserva Federal llevó a cabo uno de los rescates financieros más grandes de su historia con el objetivo de estimular la economía ante la llegada del COVID-19. Al igual que en ocasiones anteriores, la “impresión mágica” de dinero por parte de la entidad dio como resultado una tendencia alcista en el precio del Bitcoin.

En el actual contexto, muchos especialistas afirman que la impresión desenfrenada de dinero por parte de la Reserva Federal puede llevar el valor del Bitcoin a los 33.000 euros.

Un antecedente de ello fue la Gran Recesión (2007-2009), donde se produjo el histórico rescate financiero de Wall Street por parte de la Reserva Federal y el novedoso Bitcoin experimentó sus primeras tendencias alcistas más importantes.

Caída de Ripple

Finalmente, una de las variables más relevantes que ha contribuido al crecimiento del 200% del Bitcoin en tan solo uno meses ha sido la caída del 70% del valor de Ripple. Antes de finalizar el año, la Comisión de Bolsa de Valores de Estados Unidos emprendió una demanda contra la criptomoneda Ripple por prácticas que la autoridad ha considerado como “irregulares”.

La caída del 70% de su valor refleja una importante migración de los inversores hacia criptomonedas como el Bitcoin. Asimismo, la creciente presión regulatoria del mercado de criptomonedas es otro de los factores que no podemos pasar por alto al momento de analizar el crecimiento del Bitcoin en el último año.

Sin duda, el año 2020 fue un periodo determinado por múltiples sucesos económicos, sanitarios y políticos han sido totalmente determinantes para el fortalecimiento del Bitcoin. Una alternativa cada vez más confiable para los inversores que desean resguardar sus capitales y a su vez, generar ingresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.