El Calcio Italiano ya no es de los italianos

Calcio

Hace unos meses Andrea Zanon publicaba sus reflexiones sobre la crisis del calcio italiano y compartía algunas tendencias recientes que se concretaron durante la pandemia. En su reflexiones evidenciaba que el fútbol italiano está en crisis y en los últimos 20 años, ha perdido su brillo. Además explicaba que esta reciente crisis financiera ayudaría a atraer nuevos capitales (sobre todo desde Estados Unidos), y liderazgo que permitiría transformar la industria futbolista italiana.

Para que se entienda mejor, la transformación que ha ido ocurriendo en los últimos 5 años en el fútbol italiano, es importante destacar que 9 de los 20 clubes italianos de la serie A  ahora están controlados por grupos extranjeros. Seis de ellos fueron adquiridos por personas o grupos financieros estadounidenses solo en los últimos tres años. Entre los más conocidos, y ya controlados por extranjeros, están el Milán (dueños Americanos), Inter Milán (dueño Chinos), Roma (dueños Americanos), y Fiorentina (dueños Americanos).

Estas adquisiciones tienen fácil justificación financiera, ya que la mayoría de estos clubes han estado perdiendo millones de euros cada año y, como consecuencia, se encuentran infravalorados desde el punto de vista financiero debido a una combinación de mala gestión, un rendimiento financiero deficiente y falta de innovación.

Es importante destacar que la crisis del calcio italiano ha ido creciendo con la crisis política que en los últimos 20 años ha causado mucha inestabilidad que ha afectado a todos los sectores.

Nueva tendencias en el futbol Italiano

Recientemente se acaba de oficializar la compra del Atalanta, el equipo de la región de Lombardía que está en el quinto puesto en la clasificación de la serie A. El Atalanta ya tendrá nuevos dueños, un grupo de inversores encabezado por el co-propietario de los Boston Celtics, Stephen Pagliuca. La adquisición será liberada por su fondo Bain Capital.

Este grupo inversor Norte-Americano compraría el 55% de La Dea, compañía liderada por la familia italiana Percassi, que controla alrededor del 85% del Atalanta. Según indiscreciones sobre el acuerdo de adquisición, la transacción valora al Atalanta en alrededor de 500 millones de euros (566 millones de dólares), transacción que incluiría tanto equity como deuda y que prevé una entrada de aproximadamente 270 millones de euros en los cofres del Atalanta.

Adicionalmente, el acuerdo prevé mantener el equilibrio interno y crear sinergia con los nuevos dueños norteamericanos, mantener a los dueños italiano (Luca y Antonio Percassi) liderando el equipo como presidente y administrador delegado. El comprador, Stephen Pagliuca cubrirá el papel de vice director ejecutivo (vice Chairman).

Con esta compra del Atalanta, ahora la mitad del Calcio Italiano está controlado por dueños extranjeros. Si además añadimos la potencial adquisición del Nápoles, que según la prensa Italiana esta siendo comprado por Jeff Bezos, el dueño Amazon, y que la Salernitana (equipo último en la clasificación) será adquirido por por un fondo extranjero, podemos concluir que el Calcio Italiano está viviendo una transformación sin precedente y que cambiará el escenario deportivo italiano para siempre.

En conclusión, no hay que sorprenderse que nuestros clubes de fútbol favoritos vayan teniendo dueños extranjeros ya que solo durante la pandemia el fútbol Europeo tuvo pérdidas de facturación de 9 mil millones de euros causados por la pérdida de derechos de emisión televisiva y falta de aficionados en los estadios. Estas pérdidas financieras han favorecido el interés de inversores extranjeros hacia el fútbol europeo, y en el 2022 tendremos más ventas de equipos.

Hay solo que esperar que los equipos que buscan capital encuentren un comprador adecuado y que culturalmente encaje con la dinámicas y la cultura del fútbol local para que estas fusiones financieras añadan valor en lugar de quitárselo. 

*Andrea Zanon es un ejecutivo ESG y asesor de inversiones que ha desarrollado estrategias climáticas para más de 20 países y ministros de finanzas y que asesora a instituciones y corporaciones financieras globales sobre cómo desarrollar estrategias resilientes y planes de inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.