El baloncesto gana adeptos y acorta distancias con el deporte rey

El baloncesto gana adeptos

Todos saben que en España el deporte rey es el fútbol, pero cada vez se acortan más las distancias contra su claro oponente, el baloncesto. Estos son los dos deportes más populares y más seguidos por los españoles

Hay una lucha o rivalidad entre el fútbol y el baloncesto por ser los deportes favoritos, tanto a nivel de práctica como, especialmente, en la cosecha de seguidores y aficionados a los distintos equipos y clubs.

Los niños crecen en un ambiente familiar donde suele prevalecer uno de estos deportes sobre el otro. Aunque hasta hace unos años el fútbol estaba muy por encima del baloncesto en cuanto a seguidores y practicantes, a día de hoy esta realidad cambia a pasos agigantados.

¿Por qué el baloncesto está ganando en popularidad?

Son muchos los motivos por los que cada vez hay más aficionados al baloncesto. La sociedad está cambiando y apuesta por el juego y el trabajo en equipo, por el compañerismo que se respira en las canchas del baloncesto en lugar de la rivalidad imperante en el fútbol, incluso entre los mismos compañeros que quieren destacar unos sobre otros a cualquier precio.

En este sentido, por el mejor ambiente que se vive en los partidos de baloncesto, los padres lo prefieren como deporte para sus hijos y, lógicamente, la afición crece.

Por otra parte, los niños que practican baloncesto desde pequeños crecen viendo a sus estrellas en la tele, admirando a las grandes figuras del baloncesto y queriendo llevar las mismas ropas que ellos. En la tienda especializada en ropa de baloncesto 24segons, se pueden adquirir estas prendas deportivas tan deseadas por niños, adolescentes y adultos.

Motivos por los que el baloncesto es mejor que el fútbol

Además de los ya señalados, hay otros motivos a nivel de juego que hacen que el baloncesto destaque sobre el fútbol.

En primer lugar, al jugarse sobre una superficie dura, necesita de menos inversión y gasto de agua o mantenimiento, operarios que se encarguen de que el césped esté en buen estado. Aun así, e invirtiendo más tiempo y dinero, en muchas ocasiones, los jugadores profesionales se quejan de que el césped no está en condiciones. A nivel amateur, el estado en la mayoría de los casos es deficiente o se sustituye por césped artificial, una superficie poco recomendable a nivel de salud.

El baloncesto es mejor que el fútbol

Con el baloncesto, esta discusión no tiene lugar y siempre se puede practicar en una buena superficie que no arriesgue la salud de los jugadores. Tan solo hace falta contar con el mejor material para baloncesto y el equipamiento para baloncesto más adecuado: balones, protectores bucales, ropa y un buen calzado … para que sea un deporte completamente seguro.

Por otro lado, el baloncesto a nivel deportivo y de ejercicio físico es mucho más completo. En el fútbol, principalmente se usan las piernas y, en contadas ocasiones la cabeza, exceptuando al portero que usa también las manos. Los jugadores de baloncesto, en cambio, necesitan una coordinación de brazos y piernas muy superior a la del fútbol, por lo que el ejercicio que se realiza es integral.

En el baloncesto, la posesión del balón por jugador es mucho más alta, pues solo juegan 5 contra 5, frente a los 11 de cada equipo del fútbol, y el campo es mucho más pequeño. Esto hace que los jugadores estén siempre en movimiento, lo hace un deporte mucho más dinámico en el que los miembros de cada equipo participan activamente durante todo el partido.

El formato del tiempo también sale ganando en el baloncesto. Por un lado, porque, aunque haya algunos que se quejan de que se para mucho, el tiempo jugado siempre es el mismo. Esto no ocurre en el fútbol, donde el árbitro añade al final el tiempo que estima oportuno, pudiendo beneficiar o perjudicar gravemente a uno de los dos equipos. El sentido de la justicia en el fútbol siempre está mucho mas cuestionado.

En relación también al tiempo, la limitación de la posesión del balón en el baloncesto hace que el partido se viva intensamente hasta el último segundo. En el fútbol, en cambio, cuando un equipo lleva una ventaja se dedica en muchas ocasiones a “marear la perdiz”, pues el tiempo de posesión de balón es ilimitado.

En cuanto a la limpieza del juego, en el fútbol se juega con tacos y se cometen cantidad de faltas por patadas que, a menudo, no son sancionadas y pueden llegar a provocar lesiones muy serias. El lema es que todo vale mientras el árbitro no lo vea. En el baloncesto, aunque hay riesgo de lesión como en cualquier otro deporte, prácticamente nunca será por la mala práctica de otro jugador.

En cuanto a la educación o los disturbios que se producen en el fútbol, no hay nada que decir. No paran de espetar insultos que llegan a agresiones en los terrenos de juego. Es un ambiente cada vez más rechazado por las familias que, lógicamente, no quieren que sus hijos participen de él. En el baloncesto, en cambio, rara vez se sucede un acontecimiento desagradable a estos niveles, siendo un deporte bastante limpio en el que impera el respeto mutuo y constante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.