Células madre: qué son y cuáles son sus implicaciones éticas

Celulas Madre

Las células madre son aquellas células genéricas que pueden dar lugar a otras células, diferenciarse en otros tipos, dividirse y hacer copias de sí mismas. Precisamente, las principales características de estas células es que pueden colonizar, integrarse y originar nuevos tejidos, de ahí que se estén utilizando para tratar diferentes enfermedades y lesiones. Sin embargo, desde sus orígenes a su alrededor hay una serie de implicaciones éticas que hay que tratar.

Tipos de células madre

Se puede decir, por tanto, que las células madre son la materia prima del cuerpo y que funcionan como un sistema reparador. De ellas existen diferentes tipos que se diferencian por el origen de su obtención y, especialmente, por su capacidad para distinguirse en todos o algunos de los otros tipos celulares de cualquier organismo. No obstante, hay que diferenciar dos tipos especiales de células madre.

Células madre embrionarias

Obtenidas de fetos abortados o de óvulos sobrantes de la fecundación in vitro, pueden crecer y formar un organismo completo

Células madre adultas

Son específicas a un tipo de célula, capaces de formar células de su misma capa de origen embrionario o formar solo un tipo determinado de células.

Implicaciones éticas

Las implicaciones éticas se fundamentan a partir de dos supuestos principales: la valoración del ser humano y el alivio y prevención del sufrimiento. De ahí que, en la actualidad, el uso de las células madre tenga sus detractores y aquellos que están a favor de su experimentación.

Posicionamientos en contra

Los que se posicionan en contra de su uso aseguran que un óvulo fertilizado es un ser humano, por lo tanto sus intereses y derechos deben ser protegidos. Quiere esto decir que, según la oposición contraria, ni los fetos ni los óvulos fertilizados pueden ser usados en materia de investigación, independientemente de cuál vaya a ser su cometido, pues este tipo de estudios destruyen vidas humanas.

Este aspecto supone un problema ético muy importante que ha provocado que en muchos países se frene la investigación a partir de células madre.

Posicionamientos a favor

Por otro lado, aquellos que defienden el empleo de las células madre afirman que los óvulos fertilizados han sido donados con el consentimiento de la pareja, ya que a fin de cuentas serían descartados definitivamente por el hecho de que dichos óvulos no tienen potencial ya para convertirse en un ser humano.

Precisamente, las adultas no presentan conflictos éticos por su uso, ya que se obtienen de forma inocua del cordón umbilical o de una persona adulta que ha dado su consentimiento para ello, sin que en ningún momento sufra daños por realizar esta donación.

Para finalizar

Hay quienes asocian la negativa del uso de las células madre a la Iglesia Católica. Si bien es cierto que esta se opone a la investigación con células madre embrionarias, ya que considera que destruyen así la vida humana, sí apoya la aplicación e investigación con células madre adultas.

Te puede interesar: Conoce los últimos y prometedores avances contra el cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.