Vacaciones ¡en coche! 3 ideas para redescubrir España

Viajar en coche

Este verano, si todo marcha según lo previsto y la situación de emergencia sanitaria así lo permite, muchos serán quienes decidan llenar sus coches de gasolina y salir a recorrer España. Viajar en coche ofrece una seguridad extra a los turistas que en tiempos de pandemia se valora.

Después de más de un año de restricciones, el vehículo propio ofrece una manera de viajar más segura, para muchos, que el tren, autobuses o aviones. Por esa razón, los viajes por carretera parecen ser la opción escogida por muchos.

Si tienes vehículo propio, ¡todo solucionado! En caso contrario, el alquiler puede convertirse en el mejor aliado. Los precios dependen de las compañías y si necesitas efectivo, puedes recurrir a préstamos online como los de Avinto para no quedarte un año más sin vacaciones.

Qué visitar de España en coche

Playa, montaña, rincones escondidos que nunca habías pisado, opciones culturales… tu aventura en carretera va a convertirse en el planazo de este verano. ¿Sabes dónde quieres irte? Aunque este año salir sea tu único objetivo y te igual dónde, ahí van unas sugerencias para recorrer España.

1. Extremadura: Mérida y Trujillo

Casi 90 km por la A5 separan Mérida (Badajoz) de Trujillo (Cáceres), así que no tienes excusa para visitar estos pueblos cuya fama los precede. Mérida es todo un legado de la cultura romana, árabe, visigoda y cristiana y por eso fue reconocida como patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

No dejes de visitar el puente romano, el monumento a las siete sillas, la alcazaba árabe o las Morerías, toda un área arqueológica con restos visigodos, romanos e islámicos tanto contemporáneos como medievales. 

De Trujillo destaca su rico patrimonio arquitectónico con notas militares y defensivas. Como ejemplo de ello, podrás visitar su plaza mayor o las murallas y el castillo. Está repleto de iglesias parroquiales y palacios que te mantendrán activo y entretenido durante una jornada completa. 

2. La Costa Brava: de Lloret de Mar a Palamós

Si lo tuyo son las calas, la gastronomía y los paisajes de ensueño, adentrarse en el corazón de la costa gerundense será tu ruta preferida. Las aguas cristalinas de sus playas no te dejarán impasible, al igual que sus acantilados y vegetación. Esta es la ruta propuesta de sur a norte: 

  • Lloret de Mar. Empieza la aventura con mar, sol y playas, sin dejar a un lado la oferta cultural que ofrece el pueblo si la pandemia lo permite.
  • Tossa de Mar. Es un recinto amurallado medieval junto al faro de Tossa con sus 3 torres para no perder de vista: d’En Jonàs. Les Hores, d’Es Codolar
  • San Feliu de Guíxols. Sus monumentos hablan solos; especialmente el monasterio que lleva su nombre, todo un símbolo de la localidad.
  • Romanyà de la Selva. Un poco alejado del pueblo, encontrarás el sepulcro Cova d’en Daina construido antes de Cristo (2700-200). No dejes de fijarte en su dólmen, pasillo y cámara. 
  • Palamós. Ya toca un poco de mar y qué mejor que con este pueblo de pescadores donde podrás comer como en ningún lugar de la costa. Su lonja ya es un mito entre los visitantes con sus subastas de pescado.

3. Las Rías Bajas 

Como en Galicia el buen tiempo no lo puede asegurar nadie, el verano es un buen momento para visitarla y empaparse de sus pueblos sin pasar calor. Podrías estar en Pontevedra un mes entero recorriendo pueblos y disfrutando de su gastronomía, pero ahí van unos básicos. 

  • La Guardia. Este pueblo marinero aderezado por el atlántico ofrece al turista mar y naturaleza. El senderismo en la montaña observando aves es un plus si observar simplemente su encanto te parece poco.
  • Oya. No pierdas de vista su monasterio (previa reserva) y recorre las Pozas de Mougas con el coche. Si te apetece estirar las piernas, las rutas de senderismo están muy demandadas.
  • Baiona. Playa, montaña, historia… Baiona lo tiene todo. Su casco histórico no tiene desperdicio, al igual que visitar el Castillo de Monterreal, la Virxe da Roca o la réplica de la Pinta, una de las 3 carabelas de Cristóbal Colón.
  • Vigo. Aunque pueda parecer muy industrial al principio, la ría es la verdadera protagonista de esta ciudad, cuyo casco “vello” y el barrio de Bouzas son de los principales atractivos. Parques, playas, miradores otorgan a Vigo parte de su encanto.
  • Islas Cíes. Aunque están en Vigo, merecen un apartado especial por ser todo un tesoro de la ría gallega. Estas islas son Parque Nacional tanto terrestre como marítimo y uno de los lugares más bonitos de Galicia. 

Esperamos que este post te haya aportado alguna idea para llenar el maletero y hacer ya esa merecida escapada que tanto ansías. Gasolina, equipaje, solo o acompañado, ¿estás preparado para iniciar tu viaje en carretera?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.