Qué ver y qué hacer en Tarragona en un fín de semana

Anfiteatro de Tarraco

Tarragona es una ciudad sorprendente e interesante, con un valor histórico enorme, razón por la cual fue protegida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2000. Está bañada por las aguas del Mediterráneo, en cuyas costas desembarcaron legiones romanas en el 217 a.C., convirtiéndose en una de las grandes urbes del Imperio Romano.

Por esta razón, la ciudad posee un casco medieval hermoso y muchas obras arquitectónicas que datan de los siglos I y II, momento en que la ciudad disfrutó de su máximo esplendor. ¿Buscas una estancia asequible justo en el centro de la ciudad de Tarragona? En B&B Hotel Tarragonal Centro encontrarás el alojamiento perfecto para disfrutar tu visita a esta espléndida ciudad.

A continuación, te contamos solo algunas de las muchas cosas que puedes ver y hacer durante una visita de un fin de semana a la ciudad de Tarragona. Toma en consideración nuestras sugerencias y planifica tu itinerario de viaje sin que te quede por disfrutar ninguno de los lugares emblemáticos de la ciudad. ¿Estás listo para este recorrido?

Anfiteatro de Tarraco

Este anfiteatro fue construido frente al mar en el siglo II d.C. durante la época romana y tiene la capacidad de albergar a 14.000 espectadores. Aquí se realizaban las luchas de gladiadores, pero en la actualidad solo se conserva una parte de las gradas de piedra, el interior de las bóvedas y los restos de la iglesia Santa María del Miracle del siglo XII.

Free Tour por la ciudad

Si lo que buscas es conocer todos los rincones más importantes de la ciudad bajo la guía de una persona que pueda aportar relatos y anécdotas sobre casa lugar, te conviene tomar alguno de los tours guiados que se ofrecen en Tarragona, muchos de los cuales son completamente gratuitos, aunque no está demás que hagas una colaboración al guía en agradecimiento por su tiempo.

Recorrido por el casco histórico

Perderse por los callejones del casco histórico, el cual conserva su esencia medieval es, sin duda, una de las actividades que no deben faltar durante una visita corta a Tarragona. Puedes iniciar el recorrido en la Muralla Romana y desde allí continuar al Portal de Roser, continuando por algunas capillas y plazas que se encuentran a solo unos pocos minutos de distancia.

Acueducto de Les Ferreres

El Acueducto de Les Ferreres se sitúa a 3 km del centro de la ciudad y es uno de los lugares de visita indispensable. Este tramo de construcción se encuentra perfectamente conservado, siendo solo parte de un acueducto amplio que transportaba agua desde el río Francolí. Sus arcos superpuestos alcanzan los 27 metros de altura y es posible subir los para recorrer los 200 metros de puente.

Rambla Nova

Es la calle más famosa de la ciudad, comenzando en el Balcó del Mediterrani y ofreciendo vistas increíbles del Anfiteatro, el puerto y la playa. Se trata de un paseo de dos kilómetros que atraviesa diferentes monumentos, como el de los Castellers, considerado como uno de los puntos más fotogénicos de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.