Una nueva iniciativa impulsará la vacunación contra el COVID-19 en América Latina

Vacunación contra el COVID-19 en América Latina

Se trata de una opción para complementar los mecanismos existentes y ayudar a los países a ir más allá del 20% de población inmunizada que se ha marcado como objetivo del COVAX, explica la directora de la agencia sanitaria para América. El organismo llama a la solidaridad con Cuba, donde se registra un alto nivel de contagio.

“Me complace anunciar que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ofrece a sus Estados miembros una nueva oportunidad de acceso a las vacunas contra COVID-19. El Fondo Rotatorio está recibiendo solicitudes de los países de la región para obtener esas inmunizaciones durante los tres últimos meses de 2021 y para 2022”, dijo este miércoles la directora de esta agencia de la ONU.

En su conferencia de prensa semanal, Carissa Etienne señaló que el Fondo Rotatorio es un mecanismo ya existente que proporciona vacunas de alta calidad a precios competitivos que los países pueden pagar, además de apoyo a la planificación, desarrollo de la cadena de frío y adquisición de jeringas y otros suministros.

Millones de vacunas

“Esta nueva iniciativa con el Fondo Rotatorio pondrá a disposición de los países de la región decenas de millones de dosis de vacunas COVID-19, más allá del 20% que ofrece COVAX y complementará los tratos bilaterales entre los países, así como otras vías existentes para que las naciones tengan acceso a las vacunas. Es una iniciativa que beneficiará a todos los países de la región, pero especialmente a aquellos que carecen de recursos y poder de negociación para asegurar las dosis que protejan a sus poblaciones”, explicó Etienne.

Añadió que la OPS cuenta con un sistema de monitoreo de la cobertura de inmunización que identifica con rapidez y eficiencia las necesidades de vacunación de cada país, lo que ayudará a hacer mejores acuerdos con los fabricantes y a distribuir equitativamente las dosis, con base en la epidemiología y cobertura vacunal.

“Nuestra región necesita seguir todas las vías posibles para agilizar el acceso y asegurar que los países cumplan con sus objetivos de vacunación. Necesitamos más donaciones y necesitamos que COVAX cumpla sus compromisos originales, pero también precisamos crear nuevas oportunidades que se ajusten a las necesidades de nuestros Estados miembros y que aumenten el suministro de vacunas para las poblaciones y comunidades en mayor riesgo”, recalcó la directora de la agencia.

Hasta ahora, las donaciones de vacunas para América Latina y el Caribe suman 40,5 millones de dosis, lo que constituye el 21% de las inmunizaciones conseguidas por medio del COVAX. Cerca del 86% de las donaciones han provenido de Estados Unidos y el resto han sido aportaciones de Noruega, Suecia, Francia, México, India, China y España, entre otros países.

Unos 20 países latinoamericanos y caribeños han presentado ya sus solicitudes para obtener inmunizaciones a través de la nueva iniciativa. La OPS espera empezar a distribuir esas vacunas en octubre.

Negociación con todos los productores

El doctor Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización, detalló que el organismo está negociando con todos los productores de vacunas que cuentan con la autorización de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud, y que ya tienen oferta tanto para los últimos tres meses de este año como para todo el próximo.

Recalcó que el objetivo de la iniciativa es ayudar a que los países puedan cumplir con una cobertura vacunal elevada, “alrededor del 70 u 80% que se estima necesario para controlar la transmisión, en conjunto con las medidas de salud pública”.

Barbosa indicó que el objetivo del 20% de cobertura vacunal en cada país que tiene el COVAX alcanzará a cubrir a las poblaciones de riesgo.

“Pero para controlar la transmisión del coronavirus, los países precisan ir más allá de esa cifra y no es muy claro si COVAX seguirá ofreciendo vacunas después de lograr esa meta, por eso hemos lanzado esta alternativa”, abundó.

Situación en el continente americano

La OPS informó que durante la última semana se registraron en América más de 1,3 millones de casos de COVID-19 y más de 19.000 muertes relacionadas con el padecimiento.

En Estados Unidos, México y Canadá, los números se han incrementado debido al relajamiento de las medidas sanitarias y a la circulación de la variante Delta, además de que la tasa de vacunación es variable según el país.

En América Central, los casos han disminuido en Panamá y Costa Rica, pero han subido en Honduras, Belice y El Salvador. Los decesos se han incrementado en todos los países centroamericanos, en El Salvador aumentaron un 30%.

En el Caribe han subido los casos en Cuba, Martinica, Puerto Rico y Bahamas.

Sudamérica ha observado una disminución de los casos y muertes en la zona andina, Brasil y el Cono Sur en general. Colombia, Bolivia, Paraguay y Uruguay han registrado bajas sustanciales.

Solidaridad para Cuba

El director de Emergencias de la agencia de la ONU, se refirió a Cuba, donde el nivel de contagio es muy alto y la semana pasada los casos aumentaron un 3,9% con respecto a la semana anterior y las muertes se incrementaron un 20%.

“Esto se debe a la falta de insumos esenciales para la respuesta a la pandemia de COVID-19, pero también de suministros básicos a todo nivel del sistema sanitario en Cuba”, dijo el doctor Ciro Ugarte.

Añadió que la OPS trabaja estrechamente con el Ministerio de Salud cubano para identificar las necesidades más acuciantes.

Ugarte especificó que entre finales de julio y principios de agosto, la agencia despachó a Cuba insumos para respaldar el primer nivel de atención, así como para COVID-19, y adelantó que seguirán enviando suministros adicionales. “Sin embargo, este apoyo es limitado”, acotó.

El experto apuntó que dada esta situación, la Organización analizará con otros donantes y países dispuestos a asistir a Cuba en la respuesta a la emergencia, al igual que en otras necesidades de salud.

“Es una situación sumamente difícil. Hace falta más solidaridad de la región. Tenemos necesidades muy grandes en Cuba. Debemos movilizar la solidaridad hacia este país”, enfatizó Ugarte.

Fuente: ONU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.