Maduro pide a las fuerzas armadas que derroten a “cualquier conspirador golpista”

Nicolas Maduro se mostro con Vladimir Padrino

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha aparecido flanqueado por soldados en una base militar en Caracas, en una demostración de desafío hacia sus oponentes. Maduro pidió a las fuerzas armadas que derroten a “cualquier conspirador golpista”, luego de dos días de enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas progubernamentales. El líder de la oposición, Juan Guaidó, intentó el miércoles provocar una rebelión militar y obligar a Maduro a abandonar su cargo.

Guaidó ha instado a los empleados públicos a hacer huelga para socavar al gobierno. Pero el señor Maduro elogió la lealtad del ejército. “Nadie se atreve a tocar nuestro terreno sagrado o traer la guerra a Venezuela”, dijo. Cuatro personas murieron en los enfrentamientos, incluidos dos adolescentes. En enero, Guaidó se declaró a sí mismo como líder interino de Venezuela y cuenta con el apoyo de más de 50 países, incluidos los Estados Unidos, el Reino Unido y la mayoría de las naciones de América Latina.

Como jefe de la Asamblea Nacional controlada por la oposición, invocó la constitución para asumir una presidencia interina, argumentando que la reelección de Maduro el año pasado fue ilegítima. Pero el señor Maduro, que está respaldado por Rusia, China y los líderes de las fuerzas armadas de Venezuela, se ha negado a ceder el poder. El presidente desestimó un reclamo del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, de que había estado listo para huir del país, y acusó a Estados Unidos de dirigir un intento de golpe de Estado.

¿Cómo se desarrolló la violencia?

El miércoles, simpatizantes pro y antigubernamentales realizaron manifestaciones en Caracas que inicialmente fueron pacíficas. Hubo informes de disparos en la ciudad, y una ONG local, el Observatorio Venezolano de Conflictos Sociales, dijo que Jurubith Rausseo, de 27 años, había muerto a tiros durante un mitin en el bastión de la oposición de Altamira. Al menos 46 personas resultaron heridas en enfrentamientos entre simpatizantes de la oposición y las fuerzas de seguridad.

El martes, Guaidó declaró lo que llamó la “fase final” de la operación para derrocar a Maduro. Publicó un video de él con varios hombres uniformados y dijo que tenía el apoyo de “valientes soldados” en Caracas. Instó a los venezolanos a unirse a ellos en las calles y apareció junto a otro líder de la oposición, Leopoldo López, que había estado bajo arresto domiciliario tras ser declarado culpable de incitar a la violencia durante las protestas en 2014.

El gobierno de Pedro Sánchez luego dijo que López y su familia habían buscado seguridad en su embajada, pero dijo que la figura de la oposición no había solicitado asilo político. Un tribunal emitió una orden de arresto para el señor López por violar la orden de arresto domiciliario, según una declaración en el sitio web de la Corte Suprema. La orden establecía que el señor López debería continuar cumpliendo el resto de sus 13 años de prisión. España dijo que no tenía intención de entregar al señor López a las autoridades venezolanas.

¿Qué importancia tiene la convocatoria de huelgas de Guaidó?

En una serie de tweets, Juan Guaidó dijo que la fase final de la “Operación Libertad” había comenzado y que era el turno de los trabajadores públicos para unirse. Instó a los manifestantes a permanecer en las calles hasta que el gobierno de Maduro finalmente fuera obligado a renunciar. Guaidó ha estado cortejando al sector público durante semanas, pero ganar su apoyo será difícil, dice el editor de la BBC para las Américas, Candace Piette. Durante años, se les dijo a los empleados estatales que si no se presentaban en mítines del gobierno, perderían sus empleos.

¿Qué reacción internacional ha habido?

Las tensiones están aumentando entre los Estados Unidos y Rusia por la crisis. El secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, dijo que EE. UU. Puede emprender acciones militares para resolver la crisis y acusó a Rusia y Cuba de desestabilizar al país a través de su apoyo al señor Maduro. Los Estados Unidos también reiteraron su apoyo a Guaidó. El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, le dijo al señor Pompeo que la influencia de Estados Unidos sobre Venezuela era destructiva y una violación del derecho internacional.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha pedido a ambas partes en Venezuela que eviten la violencia, mientras que la UE ha pedido “la máxima moderación para evitar la pérdida de vidas y una escalada de las tensiones” . Los gobiernos que aún respaldan al señor Maduro, incluidos Bolivia y Cuba, condenaron los esfuerzos del señor Guaidó como un intento de golpe de Estado. El gobierno mexicano expresó “preocupación por un posible aumento de la violencia”, mientras que el presidente colombiano Iván Duque instó a los militares venezolanos a estar “en el lado correcto de la historia” contra el señor Maduro. Una reunión de emergencia del Grupo de países latinoamericanos de Lima ha sido programada para el viernes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.