España e Italia apelan a la solidaridad europea para hacer frente a las consecuencias sociales y económicas de la crisis del COVID-19

Sanchez Conte

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido con el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, en el Palacio de la Moncloa para preparar el Consejo Europeo del próximo 17 de julio y relanzar las relaciones bilaterales.

Ambos países sufren las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. “Fuimos de los primeros golpeados y hemos pagado un alto precio en vidas de nuestros compatriotas”, ha recordado Sánchez.

Por ello, los Gobiernos italiano y español defienden que tanto la preparación ante la evolución futura de la pandemia como la recuperación pasan por una respuesta económica contundente de parte de Europa, que tenga en cuenta a quienes más han sufrido esta crisis y que, sobre todo, asuma el objetivo de no dejar a nadie atrás.

Para el presidente del Gobierno, la propuesta de la Comisión Europea materializa esos objetivos. Un punto de vista que comparte el primer ministro italiano. “Julio es el mes para el acuerdo y todos los dirigentes europeos debemos ser conscientes de ello. De nuestra capacidad de fortalecer el proyecto europeo dependen muchas empresas, y mucho empleo, y no podemos rehuir nuestras obligaciones”, ha dicho Sánchez.

Para el jefe del Ejecutivo, la Unión Europea, si logra ese acuerdo sobre el Fondo de Recuperación y el Marco Financiero Plurianual, estará dando un paso inédito, un paso histórico en la construcción de este proyecto común que es Europa.

Para ello están convocados los distintos Gobiernos el próximo 17 y 18 julio en Bruselas. Sánchez y Conte han acordado redoblar sus esfuerzos en los próximos días con encuentros y reuniones bilatelares con algunos países del Norte para tratar de construir ese consenso. El presidente del Gobierno español viajará la semana próxima a Países Bajos, Alemania y Suecia.

En el plano bilateral, los Gobiernos de España e Italia están decididos a dar un nuevo impulso a una relación que es estratégica; un impulso acorde a los estrechos lazos que unen a italianos y a españoles -históricos, familiares, sociales, económicos y culturales-. Italia y España deben tener por lo tanto una relación intensa y dinámica, acorde con la buena sintonía que mantienen ambos Ejecutivos en agendas como la europea. Para ello, Sánchez y Conte han acordado reunir a ambos Gobiernos en una cumbre bilateral antes de que acabe 2020, algo que no sucedía desde 2014.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.