El Consejo de Seguridad de la ONU pide la liberación de Aung San Suu Kyi y garantiza el “apoyo continuo” a la transición democrática de Myanmar

ONU/Rick Bajornas Aung San Suu Kyi

La declaración también manifiesta la preocupación por las restricciones impuestas a la sociedad civil, a los periodistas y a otros trabajadores de los medios de comunicación. De mismo modo, pide acceso a la ayuda humanitaria para “todas las personas que la precisen, incluyendo el restablecimiento de los vuelos de ayuda de la ONU”.

El Consejo de Seguridad de la ONU emitió este jueves una declaración a los medios de comunicación en la que expresa su “profunda preocupación” por la declaración del estado de emergencia impuesto por el ejército en Myanmar, y pide la liberación inmediata de la líder electa del país, Aung San Suu Kyi, y del presidente Win Myint.

Los miembros del Consejo de Seguridad “destacaron la necesidad de continuar apoyando la transición democrática” del país asiático, después de que el lunes se instaurase una junta militar que anunció su intención de asumir el poder por el periodo de un año hasta la celebración de unas nuevas elecciones, finalizando un lustro de gobierno civil.

El Consejo no llegó a un acuerdo en el redactado de la declaración el miércoles, ya que China, uno de los cinco miembros permanentes del órgano de seguridad, rechazó el texto propuesto.

Hay que liberar inmediatamente a todos los detenidos

La declaración del jueves pide la “liberación inmediata de todos los detenidos”, y subraya “la necesidad de defender las instituciones y los procesos democráticos, abstenerse de recurrir a la violencia y respetar plenamente los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de derecho”.

El miércoles, Suu Kyi fue acusada de posesión ilegal de walkie-talkies, supuestamente importados de forma ilegal, y actualmente se encuentra en custodia preventiva. La cúpula militar acusa al gobierno de Myanmar, que fue elegido democráticamente, de no investigar las denuncias de fraude electoral en las recientes elecciones del pasado mes de noviembre que concedieron una amplia mayoría a la gobernante Liga Nacional para la Democracia.

El texto del órgano de seguridad alienta “a proseguir el diálogo y la reconciliación de acuerdo con la voluntad y los intereses del pueblo de Myanmar”.

Sin conexión a Facebook

La declaración también manifiesta la preocupación por las restricciones impuestas a la sociedad civil, a los periodistas y a otros trabajadores de los medios de comunicación. De mismo modo, pide acceso a la ayuda humanitaria para “todas las personas que la precisen, incluyendo el restablecimiento de los vuelos de ayuda de la ONU”.

Este jueves los dirigentes militares bloquearon el acceso a Facebook en todo el país. La red social, la principal fuente de información para casi la mitad de los 54 millones de habitantes del país asiático, ha emitido un comunicado en el que insta a las autoridades a restablecer la conectividad.

Establecer las condiciones para un retorno seguro de los rohinya

Al mismo tiempo, el Consejo también reitera la necesidad de abordar “el origen de la crisis en el estado de Rakhine”, en el que cientos de miles de personas de la etnia rohinya, principalmente musulmanes, huyeron del país para salvar sus vidas tras una brutal represión militar en 2017.

La declaración pide que se establezcan las condiciones necesarias para “un retorno seguro, duradero, sostenible y digno de los desplazados”.

“Los miembros del Consejo de Seguridad ratifican su firme compromiso con la soberanía, la independencia política, la integridad territorial y la unidad de Myanmar”, concluye la declaración.

Guterres: Una toma de poder “absolutamente inaceptable”

En declaraciones al periódico estadounidense The Washington Post, el Secretario General de la ONU, António Guterres, dijo que la Organización trabajará para movilizar a la comunidad internacional “para asegurarse de que fracase este golpe de Estado”.

“Es absolutamente inaceptable después de unas elecciones, unos comicios que creo que se desarrollaron con normalidad. Y, tras un largo periodo de transición, es absolutamente inaceptable revertir el resultado de las elecciones y la voluntad del pueblo”, destacó.

El titular de la ONU añadió que espera “que la democracia consiga avanzar de nuevo en Myanmar”. “Pero para ello, hay que liberar a todos los presos, restablecer el orden constitucional, y espero que la comunidad internacional sea capaz de unirse”.

Fuente: ONU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.