Ventajas de contar con un administrador de fincas

Edificio en Madrid

Todas las comunidades de vecinos, independientemente de su tamaño, se enfrentarán a diferentes retos para asegurarse de que todo funcione correctamente. Son muchos los detalles a atender, desde asuntos financieros hasta temas legales y técnicos relacionados con el mantenimiento de las propiedades.

La gestión de alquiler en Madrid suele ser efectuada por un profesional encargado de tramitar todos los asuntos legales, financieros y técnicos, además de la gestión económica, bajo autorización de la comunidad de vecinos. Esta figura permite una gestión mucho más eficiente y transparente, puesto que es realizada por un profesional con amplia experiencia en el tema.

¿Cuáles son las ventajas de contar con un administrador de fincas?

Un administrador de fincas ofrece una serie de ventajas importantes, entre las cuales destacan:

Ahorro de costes

En líneas generales, un administrador de fincas tiene un mayor conocimiento del mercado de servicios y por tanto puede garantizar acceso a proveedores con precios mucho más bajos que los que podría encontrar una comunidad de vecinos por cuenta propia. Incluso, suelen tener convenios con empresas para garantizar precios más bajos en cada ocasión.

Conocimiento de aspectos legales

Del mismo modo, es conocedor de todas las legislaciones que aplican al sector. De esta forma puede encargarse de proveer asesoría legal en caso de que algún vecino incumpla con sus compromisos financieros. Usualmente, se encargan de ofrecer un servicio de mediación para solucionar conflictos por vías extrajudiciales, lo cual resulta conveniente para todas las partes.

Pueden prevenir incidencias

Con toda la experiencia acumulada en años de servicio, este tipo de profesional tiene la capacidad de anticiparse a los problemas comunes y prevenirlos. Tendrá un control estricto de la agenda, garantizando que todas las necesidades de la comunidad se encuentren cubiertas, atendiendo a un estricto cronograma de mantenimiento.

Evita polémicas

En las reuniones de vecinos, es bastante común que se produzcan discusiones acaloradas y polémicas a causa de personas que intentan imponer su criterio. La figura de un administrador de fincas puede ayudar a aligerar el ambiente, disminuyendo los conflictos y aportando un criterio profesional sobre las dudas más comunes que suelen surgir en estas ocasiones.

Actualizados con las novedades

Se encuentran atentos a todos los cambios legales que se producen y que puedan afectar al sector de alguna forma, cubriendo aspectos fiscales, administrativos y jurídicos. Con este conocimiento, es posible conseguir una mejor gestión de la comunidad de vecinos para tranquilidad de sus clientes y de los habitantes.

Igualmente, el profesional se encuentra al tanto de las subvenciones existentes a las cuales la comunidad pueden aplicar, haciendo más simple la obtención de estas ayudas, que de otra forma no sabrían que se encuentran disponibles.

Conservación de los edificios

Al contar con un administrador de fincas es posible tener garantía de una gestión técnica adecuada, además de ofrecer la cobertura de seguro o responsabilidad civil que cubre cualquier daño sobre el patrimonio. Todo esto permite una gestión más eficiente de las edificaciones, ayudando a su conservación.

Si te parecen interesantes las ventajas de contar con un administrador de fincas, puedes ponerte en contacto con una empresa especializada en el sector aquí: administrador de fincas Alcobendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.