Trucos para dormir como un tronco

Trucos para dormir como un tronco

Son muchas las ocasiones en las que se nos vuelve imposible conciliar el sueño en horas de la noche. Si este es tu caso, es probable que te encuentres investigando alternativas que te ayuden a rendirte en los brazos de morfeo o algún truco con el cual puedas acelerar el proceso y conseguir un sueño más estable a lo largo de la noche.

Compra un colchón nuevo

Para dormir como un tronco es necesario que el nicho de descanso sea adecuado. Existe un colchón apropiado para cada gusto y necesidad. Asuntos como la firmeza, transpirabilidad, el tipo de material en el que se fabrica y si tiene núcleo de espuma o resortes, son temas importantes que se deben considerar a la hora de elegir un buen colchón que favorezca el sueño nocturno.

Evita la cafeína

La cafeína es un estimulante que es bueno por la mañana para cargarnos de energía y enfrentarse a la jornada con ánimo, pero después de las seis de la tarde es una bebida que debemos evitar si queremos disfrutar de un sueño apacible a lo largo de la noche. Si eres de los que te cuesta conciliar el sueño, evita por completo las bebidas con cafeína en horas de la tarde.

Evita las comidas abundantes en horas cercanas a la noche

Tu cena debe ser ligera y comer al menos unas dos o tres horas antes de tu horario habitual de descanso. Al consumir alimentos se desarrolla un proceso fisiológico complejo que puede ser causa de interrupciones en el sueño. Las cenas deberían ser ligeras, evitando el consumo de carnes y alimentos ricos en proteínas que son difíciles de digerir.

Reduce la iluminación

Como parte de tu rutina antes de dormir, deberías reducir la iluminación de la habitación al menos unos 45 minutos antes del horario de descanso. Esto se recomienda con el objetivo de controlar el ritmo biológico del organismo, ya que la luz interrumpe la producción de melatonina, que usualmente alcanza sus picos más altos en cuanto cae la tarde.

reducir la iluminación para dormir bien

Toma una ducha antes de dormir

Las duchas antes de dormir tienen un efecto positivo en el organismo, facilitando el proceso de relajación. Las duchas con agua fría son capaces de relajar la musculatura, además de generar una sensación de bienestar que hace mucho más sencillo conciliar el sueño, así que puedes intentar tomar una ducha relajante como última acción antes de dormir.

Toma una infusión

Uno de los trucos más conocidos por todos los que tienen problemas de sueño. Manzanilla y valeriana son dos de las plantas populares para preparar infusiones con las cuales fomentar el descanso nocturno y solo necesitarás unos minutos para calentar un poco de agua. Los efectos benéficos de las infusiones de plantas son muy variados y sin efectos secundarios.

Puedes encontrar más trucos aquí, con los cuales podrás mejorar la calidad de tu sueño nocturno, descansar mejor e incluso llegar a conciliar el sueño más rápido de lo habitual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.