¿Son iguales las regulaciones para casinos en España que en Latinoamérica?

En la actualidad las regulaciones y el encuadre legal del juego en Latinoamérica es un tema que cambia entre país y país y además se encuentra en etapa de desarrollo e implementación, al cual le falta un largo camino por recorrer. Solo países como Colombia o Chile donde puedes acceder a jugar online en links como este: https://www.apostarenlinea.cl/casino/. Las regulaciones tienen grandes diferencias entre los países grandes y desarrollados como España y países pequeños como Ecuador o Uruguay. Una gran diferencia entre las regulaciones de los países latinoamericanos y España o Italia, por solo nombrar dos ejemplos, es que estos últimos están protegidos por la Unión Europea y ostentan un marco legal avalado por la UE.

Chile, Perú, Argentina, Colombia o Brasil

Si comparamos las regulaciones del mercado latinoamericano con el de otras regiones como La Unión Europea, Estados Unidos o Japón, se puede decir que es un mercado pequeño, si consideramos los 600 millones de habitantes de América Latina. La industria del juego online se ha transformado considerablemente en los últimos 10 años. Se han planteado situaciones desde la de los países que están poniendo mucho esfuerzo y énfasis para lograr abrirse al mercado del juego, como el caso de Colombia que ya tiene regulaciones e inclusive desarrolladores de plataformas. Otros que reciben con agrado las inversiones extranjeras, algunos que permiten el juego pero sus sedes se encuentran en el exterior y algunos que drásticamente prefieren prohibirlo para evitarse disputas y controversias internas.

En muchos países de Latinoamérica la política y el juego caminan de la mano y se presentan innumerables casos de corrupción y negocios muy oscuros en donde los políticos de las altas esferas se han visto envueltos en escándalos millonarios. Situación que no sucede en España, donde las regulaciones están claramente establecidas y los controles o supervisión jurídica y técnica está muy bien implementada y cumple a cabalidad su función de rector y aval que defiende los intereses del jugador.

Las prohibiciones o la poca regulación ocasionan que aparezca el mercado ilegal o mercado negro del juego, a pesar de que algunos países están tratando de legislar y se están logrando ciertos avances. La experiencia de Brasil es un ejemplo, donde existe el “Jogo do Bicho” o “juego animal”, que es un juego ilegal de apuestas, que está prohibido por una ley federal desde el lejano año de 1946. Colombia, a pesar de que es uno de los países que más ha avanzado en este terreno, mantiene un alto 21% del mercado de los juegos y apuestas en el sector ilegal. México, Chile y Uruguay están en este momento con un incremento grande de máquinas tragamonedas fuera de los casinos.

Un hecho sorprendente es que siendo Latinoamérica muy apasionada de los deportes, el mercado de las apuestas deportivas está muy poco desarrollado. Una serie de organismos estatales limita la oferta, como sucede con la “polla gol” en Chile, que no deja ninguna opción para jugar en otra casa de apuestas o sucursal. Lo que si está creciendo es la presencia de los casinos físicos y presenciales en Latinoamérica, pero se han visto muy golpeados por el confinamiento de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.