El negocio online cada vez más similar al negocio físico

Compras en línea

Comprar en línea es cada vez más similar a comprar en tienda física. Es por esto que tanto consumidores como comerciantes se encuentran muy cómodos en negocios online. De hecho, comercios que hace unos años veíamos difícil de incluir en el negocio online, actualmente también han encontrado su lugar en la red. Este es el caso de los pueblos más remotos de España que antes comercializaban solo entre sus habitantes y hoy -gracias al nuevo servicio Correos Market– pueden vender sus servicios fuera de las fronteras locales. Esta medida, pensaba e instaurada por Correos (el operador logístico), busca ofrecer servicio de envío de paquetes a aquellos vendedores que deciden quedarse en pueblos pequeños porque les gusta vivir en su tierra. Esto es lo que reivindica la campaña ‘Yo me quedo’ cuyo video exponemos a continuación y que nos ha dejado la siguiente pregunta: ¿es cada vez más “real”’ comprar online? Lo analizamos en este artículo:

Compras en línea tan “reales” como la vida misma

Quien nos iba a decir hace 10 años que comprar la miel ‘de siempre’ elaborada por 28 Lunas en León o las aceitunas ‘La Prieta’ de Sevilla iba a ser posible a través de Internet. Pero, ¿qué no es posible hoy día en el comercio online

La compra física y la compra en Internet está separada por una línea cada vez más sutil pues los comercios de todos los sectores buscan que el comprador se sienta casi como si estuviera visitando el establecimiento físico. Por ejemplo, en la categoría de entretenimiento, los jugadores de casino prefieren jugar desde webs como https://casinosenvivo.es/ pues pueden hacerlo desde la comodidad de su hogar, sin necesidad de moverse geográficamente y con la ventaja de observar a los crupieres reales desde la pantalla de su ordenador, tableta o teléfono móvil. 

Netflix también se hizo eco de la revolución de las compras hiperrealisticas y en 2012 lanzó su sección de películas disponibles para ver en 3D que, con una gafas de realidad virtual, nos permitían sentirnos como lo haríamos en un cine. En otros sectores, como el educativo, también han ayudado plataformas como Adobe Connect, perfecta para permitir a numerosas instituciones ofrecer sus cursos online de la forma más real posible:  

videollamada con el profesor, pantalla para compartir los contenidos, chat donde los alumnos pueden charlar con la clase así como posibilidad de grabar la lección.

Esta forma de vender está escalando a todos los sectores como por ejemplo el del bienestar con instructores de fitness que venden sus cursos desde diversas plataformas en línea hasta el sector laboral: con redes sociales como LinkedIn que cada vez son más usadas para la búsqueda de empleo. Por otra parte, el sector financiero también se ha instalado en el panorama online con éxito pues más de un millón de clientes de CaixaBank firman desde su smartphone gracias a CaixaBank Sign.

Comprar desde casa

Con todos estos ejemplos solo nos queda reconocer que el comercio electrónico ya es una realidad consolidada en España y cada vez más preferida por los usuarios. Entonces, si tuviéramos que responder a la pregunta ‘¿son los comercios en línea cada vez más parecidos a la realidad?’, la respuesta sería la siguiente: de hecho han mejorado las compras “reales” pues gracias a la eliminación de la barrera geográfica consiguen acercan los comercios a cualquier parte del mundo. Y tú, ¿qué responderías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.