Marca comunitaria: consejos para su registro correcto

Registro marca comunitaria

Tener una marca registrada no es una obligación, pero sí es vital para el desarrollo de un negocio y su posicionamiento en el mercado, especialmente para las empresas que deseen proteger su historia, imagen, productos y servicios. Esto es debido a que permite el uso exclusivo de aquello que ha sido registrado.

Cualquier empresa o marca puede optar por un registro de marcas en la Unión Europea. Esto se realiza a través de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), y se puede completar de una forma sencilla. A continuación, te contamos de qué trata una marca registrada y algunos consejos para su registro.

¿Qué es una marca comunitaria?

Se refiere al sistema por el cual se obtiene protección de la propiedad intelectual de una marca, a través de una solicitud única, válida en todo el territorio comunitario de la Unión Europea. Desde España, el trámite puede completarse desde la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), cuya sede se encuentra en Alicante.

Beneficios de registrar una marca comunitaria

El registro de marca europea otorga uso exclusivo de la marca y sus activos al representante legal de la misma, algo que también puede ser transferido a terceros por medio de licencias durante un lapso de tiempo determinado. Esto supone una oportunidad de generar ingresos adicionales para marcas consolidadas en el mercado, además de los siguientes beneficios:

  • Protección jurídica en caso de plagio, al garantizar el derecho exclusivo del uso de la marca.
  • Obstaculizar el trabajo de los competidores desleales, al impedir que puedan utilizar cualquiera de sus signos distintivos.
  • Posibilidad de ejercer acciones penales contra las empresas que usurpen la marca y cualquiera de sus activos.
  • Seguridad de no estar invadiendo o usurpando derechos de terceros.
  • Posibilidad de licenciar los activos de la marca, utilizando contratos de concesión a cambio de regalías o cualquier otro acuerdo comercial disponible.

Consejos para registrar una marca europea

  • Registra una marca comunitaria cuando tengas la necesidad de utilizar una misma marca o denominación comercial en más de un país de la UE.
  • Utiliza una herramienta automatizada para clasificar correctamente la categoría a la cual pertenece un determinado producto o servicio.
  • Elige con cuidado el conjunto de activos que registrarás bajo tu marca comunitaria, asegurando que coincidan al 100% con el uso que se les dará, para evitar cualquier complicación legal futura con el uso de la marca.
  • Es más económico realizar la solicitud de registro de una marca comunitaria por medios electrónicos, ya que las tasas son más baratas y no será necesario realizar ningún desplazamiento.
  • Solo después que una marca ha recibido la aprobación, es que podrá comenzar a utilizar el símbolo ®, siendo inadecuado su uso en marcas que no han atravesado el proceso de aprobación. Utilizar el símbolo sin completar el registro podría considerarse una forma de fraude.
  • Antes de lanzar una marca, es recomendable esperar al menos 6 meses, hasta el final del periodo de oposiciones, para certificar que no existe ninguna marca con las mismas denominaciones y activos registrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.