Claves para evitar las plagas en entornos urbanos

Evitar las plagas en entornos urbanos

Las plagas en entornos urbanos representan un riesgo no solo para la higiene, sino también para la salud ambiental y de las personas. La labor principal de una empresa de control de plagas urbanas es mantenerlas a raya, aunque también existen estrategias que las personas pueden utilizar para minimizar su presencia.

Cómo trabaja una empresa de control de plagas para controlar las plagas urbanas

La misión principal de una empresa de control de plagas e higiene ambiental es proporcionar a sus clientes soluciones para acabar con focos de insectos, de roedores y de otros animales que, por su concentración, interfieran en la convivencia, tanto en zonas privadas como públicas.

Estas empresas manejan productos específicos para atacar esos focos y lo hacen con personal altamente cualificado, siempre con la idea de eliminar las plagas con seguridad, afectando en lo mínimo a las personas que habitan la zona y sus actividades. El control de plagas que incluye desinsectaciones, desparejados, sanitizaciones y desratizaciones.

En el caso de insectos, la empresa adoptará una estrategia distinta según la especie, el lugar sobre el que se haya extendido, el estado de desarrollo de las colonias y el grado en que la plaga haya afectado las infraestructuras. Tras un evaluación de la situación, la empresa elaborará un diagnóstico sobre el estado de la plaga e informará al cliente sobre los pasos a seguir.

Empresa de control de plagas para controlar las plagas urbanas

En general, en el caso de los insectos, lo que se busca no es eliminar a los individuos aislados que son visibles, que es lo se suele hacer si no se tienen mayores conocimientos sobre el procedimiento, sino atacar los focos: los nidos de insectos. Se les identifica y se les ataca, directa o indirectamente, con insecticidas de efecto retardador. En estos casos, son los propios insectos los que llevan el producto insecticida a sus nidos y lo comparten como si fuera comida.

En casos de la presencia de roedores, la empresa actuará de forma similar, poniendo cebos y colocando trampas. Las estrategias para eliminar ratas y ratones son totalmente distintas. Las primeras son más desconfiadas que los segundos y beben agua a diario. Los ratones, en cambio, comen poco, pero lo hacen en diferentes lugares. Tanto unos como otros pueden ser focos de transmisión de enfermedades, por lo que la sanitización de las zonas donde aparecen las plagas de roedores es imprescindible para conservar la salud humana.

Otras estrategias para el control de plagas en zonas urbanas

La presencia de insectos y de roedores en espacios urbanos puede mantenerse baja con la ayuda de una empresa de control de plagas e higiene ambiental, pero también se puede colaborar con acciones individuales como las siguientes:

  • Basuras expuestas: Mantener los desperdicios orgánicos sin cerrar permite la anidación de insectos y atrae animales de mayor tamaño, que huelen la basura a gran distancia y buscan alimentarse con ella. El olor a descomposición también es un mal indeseable en estos casos. Cerrar las bolsas de basura y tapar los contenedores puede impedir plagas en basuras orgánicas.
  • Maderas bien controladas: Amontonar leña o restos de madera a la intemperie puede convertirse en un problema si los xilófagos, insectos que comen madera, adoptan estos montones como lugar para vivir.
  • Condiciones de luz: Muchos insectos son atraídos por la luz de forma natural. Si no hay más opción que mantener puntos de luz en el exterior, es valioso saber que en el mercado hay lámparas amarillas, que no atraen a los insectos voladores.
  • Bajantes que son entrantes: Los bajantes que funcionan como desagües son una puerta de entrada muy frecuente no solo para insectos, sino también para roedores. Colocar mallas que hagan de barrera, pero que no impidan el correcto fluir de las aguas es una estrategia tan simple como efectiva.
  • Ramas que hacen de puentes: Algunos animales, como es el caso de los roedores, aprovechan las ramas de los árboles o la extensión del follaje de los arbustos para pasar a interiores habitados.

En definitiva, un buen control de plagas es fundamental para la salud y la higiene en áreas urbanas, y es un trabajo de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.