¿Por qué contratar los servicios de un abogado de herencias?

Contratar los servicios de un abogado de herencias

A efectos judiciales, el fallecimiento de un familiar implica para sus herederos una serie de gestiones y trámites que hay que llevar a cabo. Porque, en realidad, no todo es tan sencillo como parece a la hora de cobrar una herencia. Un término en el que suele haber mucho desconocimiento y que sin duda requiere de la intervención de un abogado de herencias.

La figura de este especialista es la encargada de solventar todas las dudas y asesorar a los interesados sobre todos aquellos trámites que deben realizar en esta situación. La idea principal es que los herederos obtengan lo dispuesto por el fallecido en su testamento bajo la más estricta legalidad.

Los abogados de herencias tienen una labor muy importante y muy demandada. No en vano, casi cualquier persona va a tener que enfrentarse a una situación como esta en algún momento de su vida y requerir el asesoramiento de un profesional de este ámbito. Las situaciones en las que puede intervenir un abogado de este tipo son múltiples y muy variadas.

Los servicios que puede ofrecer un abogado de herencias

Contratar los servicios de un abogado de herencias es más que recomendable para asesorar a los implicados sobre los términos de la propia herencia. Al respecto, siempre suelen surgir muchas dudas ya que es un campo realmente desconocido para todos.

¿Qué tipo de testamento es el más adecuado y qué diferencias hay entre ellos?, ¿cómo se ha de repartir la herencia?, ¿qué impuestos se deben pagar?, ¿qué sucede si no hay testamento?, ¿cómo actuar si hay conflictos entre los herederos?, ¿en qué situaciones es posible renunciar a una herencia?

Servicios que puede ofrecer un abogado de herencias

Todas estas preguntas pueden surgir fácilmente en cualquier caso. Sin ir más lejos, dentro del ámbito legal se suele decir que el mundo de las herencias y los testamentos es uno de los más complejos y a la vez más incómodos. Las respuestas a estas preguntas las tiene un abogado de herencias, quien será el encargado de dirigir a los herederos en cada uno de los posibles escenarios que surjan.

Situaciones en las que resultan obligatorios los servicios de un abogado de herencias

Precisamente, hay varias situaciones en las que se hará obligatoria la presencia de un abogado de este tipo. Entre ellas, por ejemplo, el hecho de no existir testamento, una situación en la que hay que acudir al notario con la documentación correspondiente y abrir el Acta Notarial de Declaración de Herederos.

Otra situación muy común es cuando se produce algún conflicto entre los herederos. Sin la mediación de un abogado de herencias, lo más probable es que dicho conflicto acabe en juicio, con los consiguientes costes a los que hay que hacer frente y la pérdida de tiempo.

Por otro lado, el cobro de una herencia supone también el pago de una serie de impuestos que, en muchas ocasiones, son desconocidos por los herederos. Por lo general, hay que hacer efectivo el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, cuyo importe irá en función de cada caso en concreto.

Además, un abogado de herencias no solo es una figura importante para los herederos, sino que también puede actuar para asesorar a aquellas personas que deseen saber qué sucederá con su patrimonio una vez que fallezcan. Una figura ideal para asesorar a la hora de hacer un testamento y elegir el más adecuado para cada tipo de persona.

Un abogado de herencias también puede resolver situaciones tan habituales como la partición de una herencia, los derechos que tienen el viudo o la viuda, los casos en los que haya herederos menores de edad, las deudas que deja la persona fallecida, etc.

En definitiva, contratar los servicios de un abogado de herencias es la mejor solución para gestionar un tema tan espinoso. Hay muchas situaciones en este ámbito que se nos escapan de las manos y para las cuales solo una figura especializada puede ofrecer las respuestas legales pertinentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.