Cómo hacer que tu perro te escuche

Conseguir que tu perro escuche

Es muy importante que tu perro aprenda a recibir órdenes y hacer caso de estas con el objeto de evitar situaciones no deseadas como que se escape al despistarse con otro animal u objeto, que se abalance hacia otra persona, etc.

Sin embargo, puede resultar difícil si no se aplican las técnicas y herramientas adecuadas para educarlo.

Los expertos del grupo de adiestramiento canino en Alicante GADI comparten con nosotros los siguientes consejos para conseguir que tu perro escuche y obedezca tus órdenes, basándose siempre en técnicas respetuosas y en el refuerzo positivo.

Elimina el exceso de energía

Un perro que presenta un exceso de energía va a mostrar un nivel muy elevado de actividad y va a resultar complicado que escuche tus órdenes. Por este motivo es importante que primero lleves a cabo diferentes ejercicios con él, como realizar un largo paseo, donde pueda correr y desgastar energía. Una vez esté más tranquilo y menos enérgico, es el momento de educarlo y disciplinarlo, para después premiarlo y darle afecto.

Sé consistente

Es importante que mantengas los mismos mensajes y reglas de comportamiento para que, tras su reiteración, le quede claro y evites de esta forma que se pueda liar.

Para ello, todos los miembros de la familia tienen que tener claro cuáles son estos mensajes y reglas para trabajar entre todos en el mismo sentido.

Domina tu energía

Para convertirte en el líder en el que fijarse es necesario que mantengas controlada tu energía y actúes de forma asertiva. Evita perder la paciencia y perder el control. Tienes que dar órdenes manteniendo la calma y siendo respetuoso y amable. De esta forma, lograrás que te haga más caso y se sienta seguro y confiado.

Vuelve a lo básico

Es frecuente que un perro necesite de múltiples repeticiones hasta que aprenda el significado de cada comando. Y para ello, el comando tiene que ser el mismo continuamente. Recuerda, vuelve al fundamento, sigue practicándolo e insistiendo, siendo contundente y disciplinado, y a la misma vez cariñoso, paciente y respetuoso.

Comunicación verbal y no verbal

Los perros utilizan su energía y lenguaje corporal para comunicarse. Lo mismo sucede contigo. Aunque pienses que tus comandos están basados únicamente en el lenguaje verbal, no es así. También es importante tu comunicación no verbal.

Sé consciente de esto y cuando des una orden, analiza si tu expresión corporal o tu estado es diferente. En caso de que así sea, fíjate cómo reacciona tu perro. Si ha reaccionado de forma diferente, tu lenguaje no verbal ha influido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.