Cómo conseguir liquidez en tiempos de pandemia

Credito rápido

La crisis sanitaria ha generado también una gran incertidumbre económica para muchas personas. Hacer frente a estos delicados momentos requiere de inteligencia financiera, especialmente en aquellos que, por algún inconveniente, se han quedado sin liquidez y necesitan una fuente de financiamiento para costear algún gasto especial o emergencia.

Si este es tu caso, es bastante probable que te preguntes cómo conseguir liquidez en minutos y de una forma segura. La respuesta a esta inquietud son los créditos rápidos, una herramienta de financiamiento bastante popular en la actualidad, que permite que cualquier persona mayor de edad tenga acceso a préstamos con pocos requisitos y sin demora.

Con los prestamos rapidos se tiene una vía óptima para obtener dinero, recibirlo en poco tiempo y sin la necesidad de presentar demasiados requisitos. Además de lo anterior, esta clase de préstamos tienen muchos más beneficios que los créditos ofrecidos por el sistema bancario tradicional, donde la característica principal son los retrasos constantes y la extenuante burocracia.

Ventajas de solicitar un préstamo rápido online

En la actualidad, son muchos los usuarios de la banca tradicional que prefieren solicitar préstamos a través de financieras con base online, lo cual se debe principalmente a las ventajas que esto representa, entre ellas encontramos:

  1. Trámites simplificados. La solicitud de préstamos rápidos se procesa por completo a través de internet, 100% online, lo cual elimina los principales obstáculos burocráticos asociados a los créditos del sistema bancario tradicional, así como los desplazamientos para entregar documentación en oficina.
  2. Cero papeleo. Otra cualidad importante de esta clase de préstamos es que no son necesarios papeleos extensos. Basta con cargar al sistema un par de requisitos básicos en formato digital y firmar de manera electrónica la aceptación de las cláusulas.
  3. A corto plazo. Esta clase de préstamos están destinados a solventar gastos específicos, por cantidades de dinero relativamente pequeñas. Del mismo modo, el plazo de devolución es corto, por lo que no estarás atado a préstamos de largo plazo.
  4. Desembolso inmediato. Por lo general, el procedimiento de solicitud y el análisis del historial del solicitante solo tarda unos minutos, entregando una respuesta inmediata. En caso de aprobación, el dinero se desembolsa en la cuenta bancaria, normalmente, en menos de una hora.
  5. Seguros contra estafas. A pesar de que las fintech que ofrecen este servicio no se encuentran asociadas al sistema tradicional, si cuentan con la supervisión de las autoridades competentes, haciéndolas seguras contra potenciales estafas.
  6. No obligan a contratar otros productos financieros. La gran mayoría de los préstamos bancarios obligan a contratar productos financieros adicionales como seguros bancarios, algo que no ocurre con los préstamos rápidos.

Uno de los beneficios más destacados de esta clase de fuente de financiamiento, es la posibilidad de realizar la solicitud y conseguir la aprobación estando reportado en ficheros de morosidad como ASNEF. Por supuesto, no todas las financieras trabajan de la misma forma, pero muchas de ellas no tienen problema con entregar pequeños préstamos a quien aporte una fuente de ingresos fiable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.