Claves de un desahucio de local comercial

Local comercial

Alquilar un local comercial puede ser una forma muy efectiva y rentable de generar ingresos, pero para ello es indispensable que el inquilino pague puntualmente y respete todo lo convenido en el contrato de alquiler, y en muchas ocasiones, es con eso cuando surge el problema del impago. Son muchas las razones que pueden generar el retraso o la falta de pago de alquiler de un local comercial, pero cuando se hace recurrente y la persona se niega, tanto a dejar el local como a realizar el pago, el dueño tiene derecho legítimo a recuperarlo por medios legales.

El impago de renta en local alquilado requiere acciones contundentes, de ahí la importancia de contratar profesionales como JR Abogados, expertos en desahucios de inquilinos morosos. Resolver este tipo de problemas lo más rápido posible puede ser la clave para reducir las pérdida económicas.

Fases previas para el desahucio de un local comercial

Los desahucios requieren de la implementación de diferentes fases según cada situación, y es que no será lo mismo el desahucio de un alquiler de vivienda, que el de un alquiler de un local comercial. De ahí que el procedimiento y la actuación a llevar a cabo sean diferentes, aunque el objetivo sea el mismo.

A continuación, vamos a mostrar los pasos que se deben seguir en estos casos, siempre por supuesto, con la asesoría de abogados especialistas en el área:

Contacto con el inquilino

En el caso de los desahucios comerciales, el primer paso es establecer contacto con el inquilino: llamadas, mensajes de texto o WhatsApp, para preguntar cuáles son las razones del retraso del pago.

Burofax

La fase siguiente, después de los múltiples intentos para establecer contacto, es enviar un burofax. Si bien este burofax no va a cambiar la situación con respecto a la falta de pago, es un paso importante para que posteriormente el inquilino no pueda paralizar el proceso de desahucio pagando todo lo que debe. De todas formas, después del contacto inicial por los medios tradicionales, lo más recomendable es seguir los consejos de un abogado especialista.

Tiempo de actuación

Es importante destacar que no es necesario esperar a que acabe el mes para proceder, y es que desde el momento en que el inquilino no cumple con el pago en la fecha indicada en el contrato, se genera una situación que rompe los términos establecidos y aceptados por ambas partes. Aun así y dependiendo de la buena relación existente con el inquilino, hay muchos dueños de locales comerciales que son considerablemente flexibles al respecto.

Ventajas de actuar rápido

Este tipo de inconvenientes requiere de una actuación rápida. En general, el proceso de desahucio de un local comercial, siempre y cuando vaya acompañado con las correspondientes pruebas, puede demorar entre 4 y 6 meses en ser ejecutado. A ese tiempo se le deben añadir los meses que el inquilino haya podido estar sin cumplir con su parte del contrato, por eso es recomendable no dejar acumular las semanas y actuar rápidamente.

A continuación indicamos algunas de las principales ventajas de actuar con rapidez ante el impago de la mensualidad de un local comercial:

  • Reducir la pérdida de dinero: la principal ventaja de actuar rápidamente ante un incumplimiento de contrato, sin dejar de que se acumulen muchos meses de deuda, es que se pueden reducir las pérdidas económicas. Cuanto más rápido se desaloje al inquilino que no cumple con su compromiso de pago, más rápido se podrá utilizar el local para otro inquilino, venta o emprendimiento propio.
  • Mejores condiciones del local: en algunas ocasiones, cuando el inquilino comienza a tener una mala relación con el arrendatario, puede generar daños importantes en la propiedad del mismo. Es por esa misma razón, que cuanto más rápido se ejecute el desahucio, se reducirán las probabilidades de tener daños en el inmueble, lo que finalmente se podría traducir en mayores pérdidas económicas.

Es importante que en medio de este procedimiento, el dueño del local comercial nunca ejecute medidas extremas, como cortar la luz, cambiar la cerradura o cortar el agua, ya que el inquilino puede proceder a interponer una demanda por delito de coacción.

El desahucio de un local comercial es un procedimiento delicado que requiere la asesoría y ayuda de profesionales especialistas, como es el caso de JR Abogados. Cuando un inquilino rompe su obligación de pago, el procedimiento de desahucio es relativamente rápido y sencillo, siempre y cuando se cumplan todos los pasos establecidos en la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.