¿Qué es la presoterapia? Estos son los beneficios

Beneficios de la presoterapia

El ejercicio físico debería formar parte de nuestra rutina diaria. De la actividad física se desprende una serie de beneficios que son fundamentales para el mantenimiento de la salud del ser humano. Además de ayudarnos a mantener el peso corporal e intervenir en la reducción del estrés, el ejercicio nos permite generar cambios positivos en nuestro estado de ánimo.

Utilizar bicicletas estáticas y otros aparatos que podemos tener en casa es una excelente forma de mantener la condición física, sobre todo cuando no tenemos el suficiente tiempo para asistir a un gimnasio.

Lo mismo ocurre con las cintas de correr, que se han popularizado más que nunca ahora que la población se ve obligada a permanecer más tiempo en casa como consecuencia de la pandemia vírica a la que se enfrenta el planeta.

Además del ejercicio físico y el mantenimiento de una dieta saludable y equilibrada en la cantidad de nutrientes, también es importante la aplicación de tratamientos estéticos que permitan potenciar los resultados. Una de las técnicas más populares es la presoterapia, que consiste en favorecer la circulación linfática con el objetivo de eliminar rápidamente la grasa localizada.

¿Qué es la presoterapia y cuáles son sus beneficios?

La presoterapia es un tratamiento estético no invasivo que consiste en la aplicación de presión positiva por medio de un dispositivo sobre zonas específicas del cuerpo, con el objetivo de incrementar la circulación sanguínea en el área y favorecer el flujo linfático. Este tipo de drenaje linfático permite deshacerse de las retenciones de líquido y desprender grasa localizada.

Presoterapia

Se trata de una alternativa a la liposucción, pero que no involucra cirugía ni tiempo de recuperación. El tratamiento supone una serie de beneficios importantes, principalmente una mejoría en el aspecto general de la piel tratada, disminuyendo la conocida piel de naranja y eliminando la retención de líquidos.

Entre los beneficios ofrecidos por la presoterapia, encontramos:

  • Eliminación de los depósitos de líquidos.
  • Eliminación de toxinas y grasas que se acumulan en determinadas zonas de nuestro cuerpo, como glúteos, piernas, estomago, brazos y espalda baja.
  • Mejoría en casos de piernas cansadas, con acumulación de líquidos.
  • Tratamiento posterior a mastectomías.
  • Mejora la circulación sanguínea en pacientes diabéticos e hipertensos.
  • Permite eliminar edemas y linfoedemas que suelen aparecer posteriormente a cirugías y lesiones.
  • Sirve para aliviar el estrés, ya que estimula puntos nerviosos y logra reducir la tensión, produciendo una sensación de bienestar y relajación.
  • Incrementa las defensas naturales del organismo al mejorar la circulación sanguínea. Los ganglios funcionan mejor y, por consiguiente, se refuerza el sistema inmunitario.

Las sesiones ofrecen resultados estéticos inmediatos, por lo cual se ha convertido en un tratamiento de estética bastante popular y solicitado en los centros más prestigiosos.

A pesar de su larga lista de beneficios, es importante tomar nota de las contraindicaciones aplicables. La presoterapia no debe aplicarse en pacientes oncológicos, quienes posean infecciones graves, aquellos que padezcan de insuficiencia cardiaca ni en personas con tendencia a presión baja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.