España entre los países con mayor brecha salarial de género en Europa

Brecha salarial de género

Desde el año 2007 se encuentra vigente una ley “para la igualdad efectiva de hombres y mujeres”, cuyo objetivo principal es el de conseguir que ambos géneros disfruten de acceso similar a las oportunidades que se encuentran disponibles en el mercado laboral, así como una equidad en la distribución de los ingresos.

Adicionalmente, en 8 de marzo de 2019, se publicó un Real Decreto-Ley de “medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación”, en el que se establecen nuevas métricas relacionadas con la brecha salarial entre hombres y mujeres y los principios que deberían ser seguidos por las empresas.

Pero, ¿qué es la brecha salarial de género?

Se define como brecha salarial de género la diferencia existente en las ganancias medias que son pagadas a hombres y mujeres en una misma empresa o sector de la economía.

Esta brecha se produce cuando un hombre y una mujer perciben diferentes ingresos tras realizar las mismas actividades o mantener un trabajo con valor similar. La brecha salarial de género es una de las causas más frecuentes de inequidad de género, perjudicando a millones de mujeres en todo el mundo. Dicho de forma sencilla, la brecha salarial es una forma de discriminación por género, donde el precio de la mano de obra femenina es considerada de menor valor que la masculina, creando disparidad en sus salarios.

Brecha salarial en España y en el resto de Europa

Según los datos publicados por la Comisión Europea, las mujeres perciben un ingreso promedio por hora, al menos, un 14,1% inferior a los hombres. La información entregada por el Observatorio de Igualdad y Empleo indica que países como Luxemburgo, Rumanía e Italia son los que poseen la menor brecha salarial de Europa. Por su parte, naciones como España, Estonia, Austria, Alemania y República Checa, mantienen los índices más elevados de disparidad en el salario percibido por hombres y mujeres.

En la actualidad, a causa de la precariedad del empleo provocada por la pandemia de la COVID-19, la media de la brecha salarial en España se coloca en un promedio del 23%. Este dato fue aportado por Eva Fernández, representante de la Secretaria de Igualdad de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

La cifra implicaría un retroceso drástico de al menos 8 años en la lucha por la igualdad de género en el terreno laboral, algo sumamente negativo para la nación, especialmente considerando que en 2019 la media fue del 11,9 %. Otro dato importante es que la brecha laboral en España es inferior para los nuevos participantes del mercado laboral, con tendencia a crecer a medida que se avanza en edad. Así, la brecha salarial entre las mujeres mayores de 65 años llega a la cifra alarmante de un 34,3 %, siendo por mucho la más alta de toda la Unión Europea. Es necesario realizar una revisión pormenorizada del tema, analizando todos los sectores económicos, roles, categorías y nivel de antigüedad, antes de poder establecer nuevas conclusiones y trazar una posible ruta de acción que permita una reducción sostenida de la brecha salarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.