La transformación cultural como herramienta para hacer que las empresas sean innovadoras y exitosas

La transformación cultural como herramienta para hacer que las empresas sean innovadoras y exitosas

Cuando una empresa desea o necesita emprender el camino de la transformación cultural es para ser capaz de adaptarse a las nuevas tendencias y encarar los problemas actuales y los que están por venir, de una manera más sencilla y eficaz. Una empresa que transforma sus valores y creencias tendrá un crecimiento mucho mayor que aquellas que se queden estancadas y no se reinventen.

Para que una empresa tenga éxito, es necesario que sus estrategias y técnicas de trabajo sean positivas, que sus empleados estén a gusto con el ambiente laboral, y que sus máximos representantes tengan un sentido de liderazgo bien desarrollado. Si una empresa carece de estos aspectos es necesario que se enfoque en un cambio profundo en su cultura.

La cultura organizacional se define mediante las creencias y los valores de cada institución, los cuales se pueden expresar mediante los aspectos visibles y los comportamientos que debe tener. Es decir, las estrategias y la manera de trabajar que tiene una empresa, definen su cultura.

La cultura vertical, por jerarquías, que ha existido durante mucho tiempo, está siendo desplazada en los últimos tiempos. La cultura organizacional horizontal en España es lo que se impone hoy en día, dando más participación en la toma de decisiones a todos los niveles de la escala laboral. Las empresas se están adaptando a nuevas filosofías de trabajo como la metodología Agile, por ejemplo, que está marcando el futuro del mundo empresarial. Se trata de afianzar el trabajo colaborativo a través del diseño de grupos auto-organizados y transversales que usan y aprovechan todo aquello que la diversidad les ofrece como riqueza, de manera que les permite innovar.

La organización convencional está centrada en alcanzar la estabilidad, mientras que la estructura organizacional emergente está pensada para llegar a la estabilidad, pero también se cimenta en el dinamismo. Es una cultura basada en las personas, que funciona a través de procesos rápidos de aprendizaje, teniendo como principal herramienta la tecnología.

Un cambio en las creencias

La transformación cultural es un proceso mediante el cual se cambia o transforma la cultura de una empresa. Esto no solo significa que se debe cambiar la manera de trabajar, sino que tiene que haber un cambio profundo en la creencia fundamental que tiene una empresa sobre sí misma. El cambio de los valores internos debe ser radical, solo así habrá un resultado tangible en aspectos como el liderazgo, la toma de decisiones, la manera de conseguir soluciones, entre otros.

Existen empresas dedicadas a ayudar a otras organizaciones para alcanzar este cambio. La transformación cultural de Transform Action tiene muchas ventajas, ya que tiene varios enfoques. Este gran apoyo que ofrece se materializa a través de su Programa de Certificación Internacional Transformación Cultural Sistémica (TCS), en conjunto con el Institute of Human Excellence, que tiene como propósito principal ser un vehículo para el logro de la evolución consciente de quienes lideran organizaciones y de los equipos de trabajo.

El programa está dirigido a líderes de proyectos de innovación y de transformación digital, gerentes de desarrollo humano y talento, así como a mentores internos, coaches, consultores, facilitadores y todos aquellos profesionales que deseen incluir como parte de su desempeño, novedosos procesos de transformación cultural.

cambio en las creencias empresariales

¿Cómo se realiza una transformación cultural?

Existen diversas maneras de realizar una transformación cultural, pero el primer paso siempre es el diagnóstico de la organización. Esto significa que se debe analizar cuál es la cultura existente en la empresa utilizando las metodologías correspondientes. Además, también se necesita determinar cuál es la cultura que se desea tener, determinando las características y asegurándose que se hagan cumplir los objetivos estratégicos de la organización.

Se deben nombrar directivos que trabajen en pro de los valores que tiene la empresa, esto se realiza trabajando con los líderes mediante programas de mentoring o coaching. Deben alinear sus valores personales a la nueva cultura que se está intentando construir, además de promover las conductas que sean positivas y aporten un granito de arena en el proceso de transformación cultural que se está realizando.

También se debe trabajar en los equipos que conforman la organización. Se debe procurar que las técnicas empleadas para alcanzar los objetivos propuestos tengan base en los valores empresariales que se quieren tener. Los empleados deben participar en las iniciativas y propuestas, tales como talleres y actividades de sensibilización sobre los nuevos valores organizacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.