E-commerce: consideraciones antes de comenzar

E-commerce consideraciones antes de comenzar

Para algunos todavía una novedad, para muchos un hábito. Para algunos, la manera de ganarse la vida; el e-commerce está cada vez más presente en la vida de la gente. Cuando es algún momento el e-commerce era visto como algo riesgoso, ambiguo, hoy la gente está muy acostumbrada al e-commerce, y hay mucha confianza.

Esto, a su vez, hace que el e-commerce sea una de las áreas más populares para los nuevos empresarios e inversores. En españa ya hay muchos e-commerce como, por ejempio, SAM Friterie Espana SL.

Para todos aquellos que estén curiosos sobre más información, os hemos preparado aquí una corta pero práctica lista de consejos para sacarle el mayor provecho al e-commerce.

Antes de vender, planifica

Antes de empezar, tienes muchas cosas en las que pensar y mucho que preparar de antemano ¿Qué tipo de negocio debería abrir? ¿Cuál es mi competencia? ¿En qué mercado estoy entrando?  Y así sucesivamente. Se podría decir que esto es de lo más importante; antes de que hayas invertido un solo euro, tienes que ponerte a pensar, planificar, y a prepararte. Aquí, tómate todo el tiempo que necesites: mientras más preparado estés, mejor te irá al empezar.

Conoce tu clientela

Una estrategia clave es conocer a tu clientela. Esto significa estudiar al tipo de persona que más usaría tu servicio, saber exactamente qué es lo que compran, por qué, y estudiar todo eso en profundidad. No solo tendrás gran conocimiento sobre quién usa tu servicio, sino que este conocimiento te ayudará a brindar un mejor servicio. También, conocer tu clientela te ayuda a vender más productos y con más facilidad. Todo se trata de saber cómo compran, por qué compran y -por último- qué compran.

Diseña un plan de marketing online

El marketing online es absolutamente vital para el e-commerce. Son los carteles publicitarios del internet. La ventaja es que muchísima más gente los ve. Y, si eres astuto, puedes apuntar exactamente al tipo de gente que quieres que los vea (conoce tu clientela). En el marketing online no hay demasiadas reglas; puedes usar las redes sociales, correos electrónicos, publicidad en otras páginas web, videos promocionales— tu imaginación es el límite. El problema, más allá de cuánto estés haciendo, es la manera en la que lo haces. Por eso es importante diseñar un plan de marketing. En lugar de atacar por todos los frentes, estudia primero cuáles tácticas son las que más te convienen.

Define la logística

Un aspecto muy grande es el hacer llegar a tus clientes la mercancía. Esto puede parecer, a primera vista, como un problema demasiado grande. No te preocupes; hoy en día existen muchísimas empresas que se encargan de facilitar precisamente esto. En muchos casos, es posible establecer una alianza con una empresa que se encarga de la logística, mientras que tu te ocupas de lo demás.

Atención al cliente

Finalmente, el aspecto más importante del e-commerce. Una de las desventajas del internet es que las quejas son instantáneamente visibles. Y, depende de quién se esté quejando, tan visible que puede llegar a cientos de miles de personas.

Para evitar sorpresas, la mejor apuesta es invertir en buena atención al cliente. Atención al cliente, en un e-commerce, tiene que ser rápida. Cubrir mientras más vías de comunicación mejor. Hoy en día, la atención al cliente de muchas empresas se extiende incluso hasta mensajería instantánea de redes sociales como Twitter y Facebook. Esto pone en evidencia que, mientras más vías de comunicación cubras, mejor.

Finalmente, es ideal que entrenes bien a tu personal de atención al cliente. Como mencionamos antes, el internet es muy bueno en poner a la vista cualquier cosa negativa; en lugar de verlo como que estás gastando demasiado dinero en atención al cliente, míralo como que estás ahorrando mucho, mucho más en lo que sería un desastre causado por un cliente enojado.

Con estos consejos, debería ser solo cuestión de tiempo. Un e-commerce no tiene que ser una sensación internacional para ser viable: existen miles de negocios e-commerce que tal vez desconozcas, pero que son exitosos en su área.

Y ese es el consejo final: en lugar de buscar el estrellato, enfocarse en metas más realistas. La medida del éxito en internet no tiene nada que ver con cuánta gente conozca tu nombre, sino en cuánta gente usa tu servicio.

Hoy en día, el e-commerce está presente en casi todos los aspectos de nuestras vidas. Solo en España, el número de transacciones a través de negocios online se ha triplicado en unos pocos años: mientras que hace 5 años hubo poco más de 50 millones, hoy en día se superan los 200 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.