El boom del renting como alternativa para usar un coche nuevo para los autónomos

Boom del renting

Contar con movilidad propia es una necesidad de todos los individuos. Frente a la tradicional adquisición de un coche de kilómetro cero o seminuevo, el contrato de renting es una alternativa ágil, rápida y de creciente popularidad. Mediante un trámite sencillo y el pago de una asequible cuota mensual, este moderno instrumento de alquiler a largo plazo está al alcance de todos y ofrece atractivos beneficios, principalmente en relación a los autónomos. Si necesita renovar su coche para trabajar o para disfrutar en familia, el renting es hoy en día la solución ideal.

¿En qué consiste el renting para autónomos?

El renting consiste en un contrato mediante el cual, el contratante, ya sea una empresa, un autónomo o un particular, recibe un coche nuevo en alquiler mediante el pago de una cuota mensual que incluye todo tipo de gastos asociados al mismo. Las ofertas de renting para autónomos representan un excelente mecanismo para acceder a un coche nuevo sin engorrosos trámites, ni preocupación alguna.

La principal diferencia entre este tipo de contrato y el arrendamiento convencional, radica en el plazo del alquiler: en el renting los plazos llegan hasta los cinco años, momento en el cual, algunas compañías ofrecen al cliente la posibilidad de ejercer la opción de compra del coche.

Con una cuota que incluye desde el seguro del vehículo, hasta el recambio de neumáticos y los gastos de mantenimiento, el renting para autónomos constituye la solución moderna para contar con movilidad propia, sin realizar el importante desembolso necesario con la compra de un automóvil.

Renting para autónomos

Inicialmente, la celebración de estos contratos era una práctica más habitual entre empresas que aspiraban a optimizar sus rendimientos. Pero en los últimos tiempos, los autónomos y particulares se han convertido en los mayores suscriptores de estos contratos de renting. 

El elevado coste de adquisición de un vehículo y las adversidades financieras del público en general, disminuyeron sensiblemente las ventas de unidades nuevas. En contraposición, las cifras del renting no paran de crecer año tras año, porque cada vez más personas lo eligen para disfrutar del coche soñado sin preocuparse prácticamente por nada.

Cada vez más usuarios autónomos se ven atraídos por los beneficios del renting, porque les permite renovar el coche de forma simple y cada pocos años. Así, acceden al vehículo más adecuado para el negocio, y cuentan con el equipamiento más moderno en materia de seguridad, medio ambiente y conectividad.

Los beneficios que explican el éxito creciente del renting para autónomos

Los innumerables beneficios del renting explican las razones de su creciente popularidad, ya que para empezar, se trata de un proceso muy ágil y accesible económicamente. Comprar un coche, por el contrario, involucra una inversión alcanzable para un número limitado de empresas o negocios, y supone una serie de trámites previos respecto a la obtención de crédito, aprobaciones, y demoras, que en el renting no existen en absoluto. 

Otro atractivo importante de estos acuerdos se basa en su practicidad, dado que por una cuota mensual se accede a todo tipo de prestaciones asociadas al uso del vehículo. Desde la reparación de averías y asistencia mecánica durante las 24 horas, hasta el contrato del seguro, revisiones mecánicas en talleres especializados, e incluso, un vehículo de sustitución.

Desde el punto de vista impositivo, los pagos correspondientes a la cuota mensual del renting pueden deducirse del impuesto de la renta y son computables en el IVA, tanto para las personas físicas como para los autónomos y empresas que demuestren que los utilizan para el uso en sus negocios; motivo por el que los autónomos son un público objetivo para este tipo de servicio. 

Desde el punto de vista financiero, las cuotas son sustancialmente menores, si se comparan con el pago mensual de una cuota por la financiación para la compra de un coche nuevo

Una vez finalizado el contrato, se puede cambiar el contrato por el renting de otro vehículo nuevo por lo que el cliente no deberá preocuparse por tener que vender el vehículo usado y tendrá a su disposición un coche nuevo, mediante un sencillo trámite de suscripción.

Conducir un coche nuevo y flamante es un placer para todos los conductores, y el renting para autónomos es un contrato absolutamente recomendable para su uso en los negocios, con el fin de poder conducir seguro, tranquilo y al coste más conveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.