¿Qué es un CFD en Forex?

Los CFD responden a Contracts For Difference y son un tipo de productos derivados financieros; es decir, las acciones de toda la vida. Otros productos de este tipo son, por ejemplo, los futuros o las opciones.

Por tanto, los Contracts For Difference son productos que se pueden tanto comprar como vender dentro de su propio mercado, como ocurre con las acciones; y, como no, se puede ganar dinero con ellos. Es por eso por lo que son un bien preciado en Forex, el mercado de divisas. Y es que hay que tener en cuenta, que algunos brokers convencionales te dan la posibilidad de operar con CFD, aunque también hay algunas dedicados en exclusiva a este tipo de productos.

¿Qué ventajas tiene un CFD?

Ahora que sabemos lo que es un Contracts For Difference, es el momento de conocer cuáles son las ventajas de estos productos derivados financieros. Y, ojo, que no son pocas. Con un CFD se puede operar tanto en largo como en corto, por lo que gracias a esto es posible aprovechar tanto las subidas como las bajadas. Hay multitud de subyacentes que permiten disponer de un amplio abanico de oportunidades.

CFD en Forex
Imagen de Pixabay.

De hecho, existen productos de diversos países en gran variedad de divisas que consiguen mejorar la diversificación de nuestra cartera. Un Contracts For Difference posee apalancamiento financiero. ¿Esto qué quiere decir? Que con unas pequeñas garantías se pueden mover un nominal mayor. Es esto lo que nos da la posibilidad de obtener buenas rentabilidades aún con pequeños movimientos del mercado.

Dicho de otro modo, nos da acceso a operar intradía. Sólo se mueve en base a un subyacente, por lo que no hay otras variables que determinen sus oscilaciones. Esto provoca que en el momento en el que el mercado cierre, el CFD sobre subyacente también se paraliza. El CFD da la posibilidad de introducir órdenes condicionadas. Algunas de ellas son, por ejemplo, OCO (One Cancel the Other) o If Done. Aunque también acepta órdenes relacionadas de toda clase (stop móvil, límite, stop, etcétera.).

¿Qué inconvenientes presenta un CFD?

Pero como cualquier producto derivado financiero, no todo pueden ser ventajas. Aunque pocas, el Contracts For Difference también tiene algunos inconvenientes:

Algunos valores que tienen poco volumen no se encuentran en corto y/o no permiten apalancamiento. El apalancamiento puede convertirse en un inconveniente si no utilizamos los stops de protección, así como si no respetamos nuestra gestión de capital y el control del riesgo.

Un CFD no replica a la perfección el movimiento del subyacente, de modo que en gráficos diarios o interior (un marco temporal más corto), debemos operar directamente con los gráficos del broker. Un CFD no es especialmente barato. Es decir, sus comisiones globales suelen ser relativamente altas, ya sea en forma de spread o de comisión.

Como hemos visto, el CFD es un producto derivado financiero con un alto valor en Forex. Saber invertir adecuadamente con él y cómo gestionarlo nos puede revertir muchas ganacias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.