Qué es el trading y cómo funciona

Trading

El término trading hace referencia a la compra y venta de activos que se cotizan en los mercados financieros (acciones, materias primas, divisas, criptomonedas y futuros). Se trata de un mercado regulado, cuya volatilidad permite que personas y empresas puedan obtener beneficio económico a partir de operaciones generadoras de plusvalía.

Para esto, es necesario utilizar una plataforma digital que permita el acceso a una amplia gama de instrumentos financieros disponibles en los mercados globales. Este tipo de plataformas se pueden manejar tanto desde un ordenador como desde la mayoría de smartphones actuales y son conocidas como Brókers mientras que el profesional en esta actividad es denominado Trader.

¿Quieres convertirte en trader? Esto es totalmente posible gracias a la escuela de trading Open Trading Club, una plataforma web de carácter informativo y educativo que además de ofrecer todo el conocimiento para desarrollar profesionalmente la actividad, también dispone de un exclusivo software de trading algorítmico con el cual es posible obtener la máxima rentabilidad como trader.

¿Cómo funciona el trading y qué hace falta para operar dentro de los mercados financieros?

El trading es una actividad común dentro de la economía global. Gracias a las nuevas tecnologías, la actividad se ha popularizado y han aparecido infinidad de plataformas online que permiten operar dentro de los mercados financieros de una manera segura, actuando como intermediarios de cada operación, lo que se conoce bajo el término de “Bróker”.

Tipos de trading

Existen diferentes modalidades de trading que se pueden aprovechar, atendiendo a diferentes objetivos. Las mismas se asocian principalmente al tiempo en que permanecen abiertas las operaciones dentro de los mercados financieros.

  • Day Trading. Se trata de una inversión a corto plazo en las que las operaciones abren y cierran durante una misma jornada. Suele ser la opción perfecta para operar con divisas, materias primas, criptomonedas y otros activos caracterizados por una alta volatilidad.
  • Scalping. Con este tipo se realizan operaciones que se ejecutan en pocos minutos, con frecuencia, a lo largo de una misma jornada. Permite invertir grandes volúmenes de divisas en periodos cortos de tiempo, siendo uno de los mercados más grandes y líquidos del planeta.
  • Swing Trading. Estas son inversiones que se mantienen en el medio plazo, pudiendo demorar abiertas hasta 10 meses dentro de los mercados financieros. Para este tipo de inversión es necesario utilizar gráficos que monitoricen la tendencia diaria a lo largo de cada sesión, aprovechándolas para generar beneficios cuando el mercado sube o baja.
  • Trading direccional. Este consiste en operaciones sin límite de tiempo, valiéndose de las tendencias del mercado para sacar provecho del comportamiento inestable del mismo. Estas posiciones pueden permanecer abiertas incluso durante meses y usualmente es posible copiar el comportamiento de usuarios experimentados en este tipo de trading.

Para cualquiera de estas estrategias y métodos de trading es fundamental disponer de conocimiento profundo sobre el comportamiento de los mercados financieros, además de la capacidad de analizar las tendencias para determinar el mejor momento para abrir operaciones y generar rentabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.