Cómo detectar los cambios de tendencia en el mercado forex

Mercado forex

Identificar la tendencia de mercado en forex trading dentro de nuestro análisis técnico es de vital importancia para sacar conclusiones y poder tomar mejores posiciones.

Estas tendencias en trading identifican la dirección en la que se mueve un mercado o el precio de un valor, pero cabe señalar que nunca suben o bajan en vertical. Los movimientos suelen marcar sentido ascendente y descendente que va variando y formando una serie de ondas. El análisis de estos movimientos en su conjunto es lo que determinará la tendencia de mercado.

Existen diferentes clasificaciones a la hora de determinar las tendencias. Si estás iniciándote en el mercado forex, seguro que has leído una de las más extendidas y que se basa en la duración de las tendencias y que vienen explicadas por la Teoría de Dow, basada en el análisis de máximos y mínimos de las fluctuaciones del mercado. Estas serían:

  • Tendencia primaria: cuya duración oscila entre 9 meses y 2 años y que marca los ciclos económicos. En este tipo de tendencias a largo plazo, las fluctuaciones que se ven a corto no interfieren demasiado en el resultado final.
  • Tendencia secundaria: entre 6 semanas y 9 meses. Este tipo de movimientos intermedios se producen y repercuten en la tendencia de más largo plazo, es decir, de la primaria. Y puede tanto favorecer como ir en contra de la misma, a veces, incluso, estos movimientos actúan de correctores.
  • Tendencia terciaria: entre 2 y 4 semanas. Son tendencias a corto plazo que irrumpen en las tendencias intermedias o secundarias, y puede estar en consonancia con ella o no.

Tendencia alcista, bajista o lateral

A la hora de identificar este tipo de tendencias, podemos recurrir a los análisis técnicos que ofrecen hoy en día las plataformas de trading forex que nos permitirán personalizar los gráficos en base a nuestros intereses y estilo de trading.

Trading forex

De esta forma podremos detectar también la dirección de estas tendencias de mercado y que se engloban en tres tipos: tendencia alcista, bajista o lateral.

La tendencia alcista representa un movimiento de precios ascendente de manera sostenida en un intervalo de tiempo determinado. Viene a reflejar una situación donde la demanda supera a la oferta, lo que conlleva a una subida de precios. Cuando este periodo comienza a detenerse, los profesionales de trading más experimentados aprovechan para vender o salir del mercado.

En contra, la tendencia bajista señala el momento en que los inversores pierden la confianza y comienzan a salir del mercado. Los precios comienzan a descender y la presión de compra pierde fuerza. Ante esta situación, muchos inversores optar por vender sus activos a cualquier precio.

Cuando en el mercado no se producen grandes variaciones durante un determinado periodo de tiempo, nos encontramos ante una tendencia lateral. Aquí las grandes rentabilidades no se suelen dar y los inversores pierden su interés, pero siempre hay que analizar si se trata de una tendencia a largo plazo o a corto plazo, ya que en las pequeñas oscilaciones será donde encontremos las pequeñas oportunidades.

En definitiva, lo más importante es detectar el valor práctico que tiene el análisis de las tendencias para nuestra estrategia de trading teniendo en cuenta que ningún movimiento se mueve en línea recta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.